La boda sorpresa de María Patiño está en boca de todos, ya que nadie conocía sus planes de casarse con su pareja, el actor Ricardo Rodríguez, con quien la periodista mantiene una relación estable desde hace casi quince años. Pero María es así de impulsiva y en una semana, como ella misma ha reconocido, se ha dado el 'sí, quiero' en una romántica ceremonia celebrada en una paradisiaca playa de Sri Lanka, la antigua Ceylán.

Lo cierto es, sin embargo, que la idea de casarse ya llevaba un tiempo rondando en la cabeza de María Patiño, del mismo modo que ahora hemos sabido que Sri Lanka no era la primera opción para la celebrar su boda. Según desveló Pepe del Real en 'El programa del verano', a María le hubiera gustado casarse en Venezuela, el país natal de su chico.

Artículo relacionado

La situación que vive el país caribeño no es la idónea para celebrar nada, por lo que a María solo le quedaban dos opciones: esperar a que la conyuntura política y social cambiase en Venezuela o decidirse por otro país que reuniese unas características similares para tener su boda soñada, esto es, íntima y en la playa. María y Ricardo optaron por lo segundo.

Este año, además, ha sido el primero de muchos en los que María Patiño ha tenido vacaciones en agosto. Desde que se convirtiera en la sustituta titular de Jorge Javier en 'Sábado Deluxe', María no había podido hacer vacaciones en agosto. También, el hecho de conducir 'Socialité', que no descansa en verano, en los dos últimos años le impedía tomarse este mes de de vacaciones.

Pero por primera vez en diez años, el 'Deluxe' se ha tomado tres semanas de descanso y María, por fin, ha podido disfrutar de un viaje a un lugar lejano en el que, además de relajarse y hacer turismo, ha decidido casarse dejándonos a todos con la boca abierta.