Es una de las noticias más inesperadas para este final de año. María José Campanario y Jesulín de Ubrique esperan al que será su tercer hijo en común. La pareja, a la que ha pillado tan por sorpresa la noticia como a casi todo el mundo, está ya volcada en la nueva paternidad. Por el momento, todo va estupendamente y María José y Jesulín empiezan a tomar decisiones. La odontóloga tiene muy claro qué nombre no quiere que lleve su futuro bebé y así lo ha expresado ya.

Artículo recomendado

Julia Janeiro reaparece tras el anuncio del embarazo de su madre, María José Campanario

Julia Janeiro reaparece tras el anuncio del embarazo de su madre, María José Campanario

Todavía les queda mucho por asimilar. Tal y como publicaba la revista 'Hola', María José Campanario y Jesulín de Ubrique amplían la familia. La pareja espera su tercer hijo en común y está pletórica. “Él ha dicho que no quería saber el sexo, pero en el momento que lo sepa yo se lo voy a contar a toda la familia y se va a enterar”, explicaba la propia María José. Llega un nuevo hermanito o hermanita para los hijos del torero y todos están más que felices. Eso sí, Campanario ya ha tomado una importante decisión.

Según explicaba a la citada publicación, la odontóloga no quiere que su bebé, si es niña, se llame como ella. Así lo hizo ya con su hija Julia y piensa seguir igual. A María José no le gusta que los hijos se llamen como sus padres. De hecho, a su pequeño familiarmente le llaman Álex y no Jesús Alejandro. Así que no tendremos otra María José en el clan de Ambiciones.

Artículo recomendado

Belén Esteban da el nombre del 'topo' que le filtró el embarazo de María José Campanario

Belén Esteban da el nombre del 'topo' que le filtró el embarazo de María José Campanario

De tres meses

La noticia sorprendía a propios y extraños. Rápidamente, era Beatriz Trapote la que hacía acto de presencia y aseguraba que la familia estaba al tanto y daba la enhorabuena en público a la pareja. También Belén Esteban confirmaba haber conocido esta nueva paternidad pocas horas antes pero no por nadie cercano a María José Campanario y Jesulín de Ubrique. Había sido su propio programa quién había tenido acceso a la noticia.