Dicen que cuando hubo fuego cenizas quedan y parece ser que entre Kiko Matamoros y Makoke todavía queda algo más que ese "odio" y "rencor" al que nos han tenido acostumbrados en los últimos meses.

Ha sido la colaboradora quien ha hablado del cariñoso reencuentro que protagonizaron en el cumpleaños de una amiga en común en una intervención en Viva la vida. "Fue muy bonito. Él estuvo cariñoso", aseguró. Aunque a la vez explicó que fue una conversación breve, de apenas cuatro o cinco minutos, en la que ella le mostró todo su apoyo.

Artículo relacionado

Es asombroso como la dura enfermedad de Kiko, que Lecturas dio en exclusiva en su último número, ha sido la única forma de unir de alguna manera a la expareja. La propia Makoke ha reconocido que ya lo sabía desde hace días, aunque quería llamarle decidió no hacerlo tras unas declaraciones del propio Kiko en Sálvame que la definió como "sobras".

Y es que Makoke no puede evitar sentir cariño por el que ha sido su compañero de vida durante más de 20 años. La colaboradora ha dejado a un lado el pasado y ha querido mandarle un cariñoso mensaje en directo: "Él sabe que yo estoy aquí. Sabe que puede contar conmigo. Me alegré mucho de verlo y decírselo a la cara".

No sabemos si esta complicada situación puede significar un acercamiento entre ellos. Quizás hoy exista un nuevo reencuentro en el cumpleaños de su hija Anita, quien celebrará sus 19 años por todo lo alto.