Aunque Susana Molina y Gonzalo Montoya sabían mucho de programas, ‘La isla de las tentaciones’ les ha hecho conocer a ambos una faceta propia que hasta ahora desconocían. La pareja ha puesto su amor más a prueba que nunca en el Caribe, con las consecuencias que esto ha tenido para su relación.

Artículo relacionado

Mientras que Gonzalo se ha centrado durante el programa en conocer a Katerina, Susana cada día está más cerca de Lewis. La ganadora de ‘GH’ decidió tener una segunda cita con el canario, con quien se siente muy cómoda. “Me siento cómoda y estoy a gusto y noto que fluye más”, reconocía la joven. El deportista, por su parte, no podía ocultar lo bien que se encuentra con ella. “Quiero ir pasito a pasito. Tiene novio, pero aún hay mucho tiempo aquí”, afirmaba.

Lewis Susana

Sin embargo, los sentimientos de Lewis podrían no ser del todo sinceros, o al menos guardar información que Susana y el resto de chicas del programa desconocían. Tal y como ha publicado ‘Cazamariposas’, el joven tenía novia cuando comenzó la grabación del concurso. El concursante y Kate, como se llama la joven, empezaron su relación en enero de 2018 y a ambos les une su pasión por el surf. Ambos no dejaron de compartir fotos juntos incluso en abril de 2019, cuando estaba teniendo lugar le casting del programa.

El programa, además, ha apuntado a que la pareja podría haber pactado lo sucedido y que la novia de Lewis habría sabido en todo momento que él estaba en ‘La isla de las tentaciones’.

Artículo relacionado

Lo curioso es que en la isla, tal y como estamos viendo, la relación entre ellos fue cada día a más aunque no sabemos cómo acabó la cosa. Sus imágenes juntos no sentaron nadie bien a Gonzalo terminando por afectarle más de lo que él creía. “No me gusta porque es el típico chico que a Susana le puede gustar y enamorar. Y es como el que más buena onda transmite. Me da miedo que ella pueda sentir con otro chico lo que sentía conmigo. Veo a Lewis un chico que la puede hacer sentir cómoda”, afirmó el sevillano.