Laura Matamoros no está pasando un buen momento. Hace algo más de un mes que ganó ‘GH VIP’ y la sobrina de Mar Flores comienza a ser consciente de que ha sido traicionada por su hermano y su padre. Según ha podido saber Lecturas, Kiko y su hijo pactaron una tregua mediática después de las duras palabras que vertió Diego en su entrevista en exclusiva con Lecturas, en la que calificaba a su padre como un “maltratador psicológico”. Hablaron también –siempre a espaldas de Laura, mientras estaba encerrada en el concurso– de cómo escenificar la reconciliación del clan para obtener el mayor beneficio. Laura empieza a ser consciente de la deslealtad de la sangre de su sangre.

Las presiones que recibe por parte de su progenitor para reconciliarse con él en los platós, la han puesto sobre la pista. Belén Esteban, con la que mantiene una excelente relación, dejó muy claro que Laura se ha percatado ya del complot familiar: “Me cuenta que Kiko le insiste para que se reconcilien mediante una exclusiva”.

Podrás leer el artículo completo en la revista Lecturas.

Artículo relacionado

Artículo relacionado

Artículo relacionado

Artículo relacionado