Antonio David Flores es un hombre herido. “Rocío Carrasco ha despreciado públicamente a mis hijos, me duele que ni te puedes imaginar”, cuenta a Lecturas en la que es su entrevista más descarnada. Rocío no invitó a los dos hijos que tuvo con Antonio David al homenaje a Rocío Jurado –la presentación del sello– que ella misma presidió hace unas semanas. Antonio David solo interrumpe la sesión de fotos para coger el teléfono a su hija, preocupado porque nunca llama si no es algo urgente. La ternura se dibuja en sus ojos mientras responde: “Aún estoy con las fotos, mi vida, luego sabré a qué hora llego”. Ro Flores se refugia en su padre del sufrimiento que le provoca que su madre no pregunte por ella desde hace cuatro años. En unos meses será más feliz: su hermano podrá vivir en Málaga con ella, su padre, su hermana Lola y Olga, su segunda madre.

Podrás leer la entrevista completa en la revista Lecturas

Artículo relacionado

Artículo relacionado

Artículo relacionado

Artículo relacionado