Laura Matamoros ha tomado una decisión y es borrar algo de ella que ni le gusta ni le convence: un tatuaje. Sí, la hija de Kiko Matamoros está muy centrada en sí misma, en su trabajo, su hijo, el deporte, los amigos... Y ha decidido dar pasos hacia lo que le hace feliz y para ello tiene que dejar atrás aquellas cosas que no quiere en su vida.

Artículo relacionado

"Hoy he decido contaros algo que tenía pensado desde hace muchísimo tiempo y es quitarme un tatuaje que me hice cuando tenía 17 años ó 18", ha revelado, asegurando que no sabe en qué estaría pensando cuando se lo hizo. "La cabeza no me iba muy bien, no estaba yo muy fina", ha contado Laura a través de sus stories de Instagram.

Se trata de una frase en italiano que se hizo durante sus años en Londres, tal y como ella reveló en su canal de 'Mtmad' hace un par de años. "El peor tatuaje de la historia, es lo peor que me he hecho en mi cuerpo", dijo en un vídeo en el que mostraba todos sus tatuajes.

Pero tras mucho pensarlo ha dado el paso y ya no hay marcha atrás. "Me han dicho que puedo eliminarlo, aunque será en varias sesiones", ha adelantado minutos antes de darse la primera de ellas en una conocida clínica.

Laura Matamoros

Laura Matamoros, que acaba de volver a la soltería tras romper con el también influencer Daniel Illescas, está decidida a ser una nueva mujer, y qué mejor forma de empezar que eliminar de su vida todo lo que le estorba. En su cuerpo tiene muchos tatuajes, quién sabe si después de este borrará otro y así con todos hacia los que sienta cierta hostilidad. Ella dice que cada uno de sus tatuajes tiene una historia detrás, y qué mejor que dejar el lienzo en blanco para llenarlo de nuevas vivencias.