Parecía que entre Christofer y Fani las aguas estaban más que calmadas después de que ya haya pasado mucho tiempo tras su paso por ‘La isla de las tentaciones’. Pero la pareja ha decidido volver a poner a prueba su amor en ‘La última tentación’. El programa no ha hecho más que empezar y ha sido inevitable recordar uno de los instantes más icónicos del espacio presentado por Sandra Barneda.

Artículo relacionado

El grito de Christofer a “¡Estefanía!” tras descubrir que Fani le fue infiel quedará para siempre como uno de los momentazos de todas las ediciones del programa. Pero para él la cosa fue mucho más allá de este instante y hoy ha confesado cuál fue una de las secuelas que sufre por ese episodio.

En su momento Christofer ya contó que tuvo que soportar que muchas personas se le acercaran por la calle y le imitaran su famoso grito, una situación que le agobió mucho. Pero por lo que ha desvelado esta noche en la presentación de ‘La última tentación’, esto no fue lo único que le angustió tras la deslealtad de Fani. Tan mal lo pasó en República Dominicana que ha asegurado que al regresar, “hubo un tiempo en el que pisar una playa me costaba, incluso ver una palmera”. Y es precisamente ese uno de los motivos por los que ha decidido repetir la aventura. “A día de hoy me gustaría volver aquí y quitarme esa espina”, ha asegurado sobre su razón para volver a enfrentarse a las tentaciones.

Christofer

Christofer en 'La última tentación'.

Telecinco

Una situación que él teme porque ha contado que hoy por hoy no pone la mano en el fuego por Fani. Ella ha recordado la aventura que vivió con Rubén de una forma “muy bonita y divertida. Me dejé llevar. Es una experiencia que me ayudó a saber lo que quería. De hecho tuve las narices de decirle a Christofer que me quedaba con Rubén porque necesitaba algo más en mi vida”. Ahora Christofer y Fani van a intentar que la historia no se repita y regresar de ‘La última tentación’ como pareja. Además, el tiene el reto de superar esas secuelas que desde la primera edición de ‘La isla de las tentaciones’ tanto le perturban.