¡Está muy enfadado! Diego se ha quedado muy tocado tras ver a su novia Lola dejarse querer por el imponente Simone. La joven y el italiano han hecho sonar la alarma varias veces en Villa Playa por su máxima complicidad y arrumacos, y Diego ya avisó que solo ver un poco de feeling en su chica con otro hombre marcaría para él un antes y un después en la relación. Pero no ha sido esto lo que más le ha dolido, lo peor para él es ver a Lola derrumbada por el perro de ambos y no por ahogar su relación de casi 4 años en aguas caribeñas. Diego ya advertía que es un tipo vengativo, ¡y no iba de farol!

Artículo relacionado

Lola está que no para con Simone y Diego que lo ha visto todo todito en su primera hoguera no podía salir de su asombro. Pero una vez que lo ha hecho se ha marcado un objetivo: Carla. La rubia es la chica que más le gusta de todas las solteras y a ella también le gusta él, pero Diego no quería dar ningún paso dispuesto a apostar por su relación, hasta ahora...

Diego y Carla

Diego y Carla empiezan a tontear oficialmente en el jacuzzi.

Mediaset

Diego está tan enfadado después de ver a Lola dando prácticamente por acabada su relación y dejándose llevar que ha comentado con Jesús, Raúl, Manuel y Hugo que estaría dispuesto a intimar con Carla y sin ningún remordimiento. Todo después de una conversación en grupo en el jacuzzi en el que Carla le ha tirado la caña a muerte y él se ha dejado caer. "Yo tengo más experiencia, te puedo dar más cosas", le decía ella a él delante de todos.

Diego y Carla beso

Carla se lanza a besar a Diego en 'La isla de las tentaciones'.

Mediaset

La cosa se ha ido calentando entre ellos y finalmente Diego ha aprovechado el típico juego de verdad y atrevimiento para acercarse en toda regla a su crush televisivo. Un beso fogoso en el cuello y un pico que abre la veda entre ambos y que, para la desesperación de Lola, les ha dejado con ganas.

Diego y Carla beso

Diego y Carla se besan delante de todos revolucionando Villa Playa.

Mediaset

Lola, por su parte, sigue avanzando con Simone pero la intensidad del italiano y sus remordimientos le han hecho frenar un poco. Lola es consciente de que está haciendo daño a su novio pero para él, parece, ya es demasiado tarde... ¿O no?