Una de las muchas discusiones de Maite Galdeano con su hijo Cristian Suescun en 'La Casa Fuerte' ha abierto la caja de los truenos, y el hermano de Sofía Suescun lo tiene bastante crudo. Todo empezó cuando Maite dejaba caer durante un desayuno que su hijo solo quería masajes de Yola Berrocal y que no movía un dedo. La de Pamplona añadía que Cristian le dijo que Yola era, para él, la chica más guapa de la casa. Él lo negó de muy malas maneras: "pero si es un gremlin", dijo.

Artículo relacionado

Yola Berrocal ha escuchado estas palabras durante la gala y obviamente no le han sentado nada bien. Tanto que ha acabado desvelando una información que ha puesto contra las cuerdas a Cristian y en un serio aprieto al joven con su novia. Yola ha asegurado que Cristian le envió en las semanas previas al concurso emoticonos con una llama de fuego. "No fui yo", ha respondido Cristian con la voz temblorosa, una respuesta que ha enfadado mucho a Yola, que ha hecho un llamamiento a su hermano, quien le lleva las redes para enseñar los mensajes. "Me hackearon la cuenta", ha respondido Cristian intentando salir del paso.

Entonces la bailarina ha dado un golpe en la mesa desvelando TODOS los mensajes que Cristian le envió. "Un día me puso un emoticono, y como no le respondí me puso otro a los días", ha empezado diciendo Yola, pero la cosa no ha quedado ahí. "Otro día me dijo "qué guapa estás" y en un debate de 'Supervivientes' le escribí yo y le dije que estaba muy coherente".

Yola Cristian la casa fuerte

Cristian, sin saber qué decir, ha asegurado hasta el final que no tiene "ni idea" de lo que estaba hablando Yola. "No estoy al tanto de eso", ha dicho el hermano de Sofía Suescun, y Yola se ha enfadado muchísimo rompiendo con él en directo: "Me acabas de decepcionar, rompo contigo".

Artículo relacionado

Los supuestos mensajes de Yola a Cristian ponen las cosas aún más complicadas entre el cuñado de Kiko Jiménez y su novia, y es que Maite ha asegurado que su hijo le ha confesado que quiere a su novia pero no está enamorado. Palabras que casi provocan el abandono de él.