En los últimos días Kiko Rivera ha repetido en numerosas ocasiones que ha echado mucho en falta la figura de madre de Isabel Pantoja.El DJ, tras conceder su entrevista en exclusiva en nuestra revista, se ha desahogado varias veces en las últimas semanas diciendo que en sus momentos más complicados su madre no ha estado a su lado como a él le hubiera gustado. Esta noche, en ‘Cantora: La herencia envenenada’, Kiko se ha centrado en uno de los episodios más duros que todavía hoy forma parte de su vida y en el que su madre no le ha ayudado como el querría. Se trata de su adicción. El marido de Irene Rosales ha tirado por tierra que su madre haya estado apoyándole en este instante tan duro con unas declaraciones demoledoras.

Artículo relacionado

Hay que recordar que cuando se conoció el problema de Kiko Rivera, el DJ se trasladó a la casa que su madre tiene en El Rocío. Además Isabel Pantoja en alguna ocasión ha dicho que estaba ahí para ayudarle. De ahí que haya sorprendido tanto que el marido de Irene Rosales haya desmentido que haya contado con su apoyo. “No sabe ni el nombre de mi médico. Es más, no sabe ni dónde está. No se ha preocupado”, han sido algunas de las palabras con las que Kiko Rivera ha sorprendido muchísimo.

Kiko Rivera

Kiko Rivera ha contado lo mucho que ha echado de menos a su madre en su momento más difícil.

Telecinco

Kiko Rivera no ha dudado en echar en cara a su madre que ni siquiera haya ido a verle a su casa de Sevilla para tenderle la mano. “Cuando un hijo tiene un problema de esa índole y sigo teniéndolo porque he tenido bastantes recaídas y en estos momentos estoy luchando con un plus más. Mi madre no ha aparecido por casa”, ha dicho mostrando su tristeza ante la situación. Pero no solo es que ella no haya ido. Kiko asegura que cuando él ha ido a visitar a su madre, tampoco ha obtenido gestos de cariño por su parte. “Ni siquiera me ha preguntado en Cantora cuando he ido a llevarle a sus nietas porque ella no viene.No me ha preguntado cómo estás de lo tuyo o cómo te sientes. Me hubiese gustado que mi madre me hubiese acompañado”, ha dicho.

El mayor enfado de Kiko Rivera ha llegado cuando los colaboradores del programa le han dicho que su madre estuvo con él en su casa de El Rocío. En ese momento el hijo de Isabel Pantoja ha estallado y ha revelado qué fue lo que realmente ocurrió allí. “Mi madre en esos nueve días lo único que se encargó fue de poner las cortinas, los aires acondicionados y de pintar la casa de El Rocío. Ya estoy harto de mentiras. Mis compadres, mis mejores amigos y mi mujer son los que han estado conmigo”. Y ha aprovechado la ocasión par alanzar un mensaje muy duro a la cantante: “Mamá, deja de vivir en tu puto mundo de mierda”.

Kiko Rivera

Kiko Rivera, muy triste ante la actitud de su madre. 

Telecinco

Para terminar ha recordado que todavía se encuentra en un momento muy delicado en cuanto a sus adicciones: “La adicción no se cura estando nueve días en casa con tu madre. Se cura con los médicos. Tengo charlas con gente que tiene el mismo problema, tengo gente que no me deja solo ni un segundo. Y ninguna de esas cosas las ha hecho mi madre. Estoy harto. No lo voy a consentir”.