Es todo un campeón. Kiko Matamoros recibía esta misma mañana el alta hospitalaria tras haber sido intervenido para extirparte la vesícula. El propio colaborador explicaba que todo había ido muy bien aunque con alguna complicación durante la intervención. Acompañado en todo momento por su pareja, Marta López Álamo, Matamoros ha hecho gala de buena forma física y se encuentra ya recuperándose en su casa.

Artículo relacionado

Ha sido una operación sencilla de la que se ha podido recuperar sin problema. Kiko Matamoros explicaba que debía pasar por quirófano para extirparle la vesícula. “Todo ha ido perfectamente”, aseguraba el colaborador a través de su cuenta de instagram. De hecho, era el propio Kiko quien entraba por teléfono en su programa para aclarar cómo se encontraba y confirmar que recibiría el alta en breve. “Me han quitado el drenaje y creo que mañana me iré a casa”, aseguraba. “He tenido molestias, se complicó la operación porque la vesícula parecía una berenjena y había afectado al hígado”.

Esta misma mañana, el colaborador, acompañado en todo momento de su novia, Marta López Álamo, ha podido abandonar el hospital para continuar con su recuperación en casa. Arropado por casi todos sus hijos, Kiko ha lamentado no haber recibido la visita de su hija Ana. La joven, que se encontraba celebrando su veinte cumpleaños, no ha intercambiado mensaje alguno con su padre, con quien actualmente no guarda ningún tipo de relación.

Kiko Matamoros
Gtres

Operación de urgencia

El colaborador de ‘Sálvame’ tuvo que someterse a una operación de urgencia a mediados de junio. “Me operaron el lunes porque se me obstruyó el conducto biliar por un cálculo que salió de la vesícula”, explicó entonces el tertuliano. Una situación de urgencia que fue un aviso y que ha terminado con el colaborador pasando de nuevo por el quirófano para quitarse a vesícula. “Mucha gente vive sin ella y se puede hacer vida normal. Ahí es donde se genera la bilis y a partir de que me la extraigan hay una serie de alimentos que tendré que evitar, sobre todo las grasas, los picantes, el alcohol…”, explicaba antes de la intervención.