Desde que pusieron fin a su relación, Kiko Matamoros y Makoke no han conseguido enterrar el hacha de guerra. La expareja ha protagonizado varios enfrentamientos públicos, que en los últimos meses se han recrudecido e incluso ha terminado por salpicar a su hija, Anita Matamoros. Tanto es así, que el colaborador de ‘Sálvame’ ha culpado a su exmujer del distanciamiento de la joven, con quien en la actualidad no mantiene ningún tipo de relación. Entre acusaciones, el tertuliano ha vuelto a la carga contra ella.

Artículo relacionado

Kiko Matamoros ha contado este miércoles 22 de septiembre en ‘Sálvame’ algunos detalles íntimos hasta ahora desconocidos. El colaborador de televisión ha reconocido los problemas de alcoba que tenían en los últimos años de matrimonio. “Los dos últimos años teníamos pocas relaciones para lo que a ella le gustaba y a mí. A veces ni una vez a la semana. A veces veníamos de copas y me producía rechazo verla porque además no le sentaba bien y era una cosa…”, ha asegurado el tertuliano.

Kiko Matamoros Makoke
Televisión

Unas palabras que han llamado mucho la atención de sus compañeros. Jorge Javier Vázquez, atónito, le preguntaba: “¿Ella llegaba cantando ‘el vino que tiene Asunción’?”. Matamoros, entonces aseguraba que no la terminaba de ver. “Si quieres sinceridad te lo cuento: físicamente no me gustaba”, afirmaba. Entonces, el presentador de televisión le planteaba si no habían tenido discusiones por este motivo, ante lo que el tertuliano reconocía que nunca había sido capaz de contárselo. “Teníamos discusiones porque cada vez había menos intimidad pero nunca le dije que me producía rechazo, eso no”, ha afirmado.

Artículo relacionado

Además, ha reconocido que cuando se separó volvió a ser feliz otra vez. “Makoke fue la mujer de mi vida, fui nueve años feliz y luego tremendamente desgraciado. El día que me separé, me liberé. Makoke tiraba fichas a er si volvía pero no. Empecé a ser feliz otra vez”, ha afirmado, para continuar con unas bonitas palabras a su actual pareja, Marta López Álamo. “Y ahora estoy con una mujer que es la mujer de mi vida porque no creo que dé para mucho más”, ha sentenciado.