Kiko Matamoros está en el ojo del huracán por su enfrentamiento con su ex mujer Makoke y el distanciamiento con su hija Anita Matamoros. Unos momentos complicados que prácticamente han coincidido en el tiempo con su gran bache de salud. Sus hijos, Diego y Laura, se han volcado con él con la firme decisión de mostrarle su apoyo y cariño. El propio Diego ha hablado largo y tendido de este tema en su canal de Mtmad.

Artículo relacionado

El novio de Carla Barber ha dedicado su último vídeo a su progenitor tras su esperada reunión familiar en tiempos tan convulsos para el colaborador de 'Sálvame', y ha aprovechado para agradecer el poder tener a su padre cerca tras tantos años separados y distanciados.

En este momento y en un claro arranque de sinceridad, Diego Matamoros ha lamentado que momentos en familia tan felices como este no haya sido posible durante años y ha señalado directamente, y sin filtros, a la madre de su hermana Anita, Makoke. "Echando la vista atrás me da bastante pena que hayamos perdido 22 años de nuestra vida porque se enamoró de una mujer de la que no se tenía que haber enamorado", ha reflexionado en voz alta, y ha añadido: "a toro pasado se ha dado cuenta de las cosas".

Kiko y Diego Matamoros
@diegomatflo

"No suelo meter a mi familia en Mtmad", empezaba contando Diego, feliz de que esa reunión haya sido posible: "Aunque suene un poco raro, es raro que nos reunamos la familia para cenar, reírnos y decirnos lo que nunca nos decimos no suele pasar". Diego compartió velada con su chica, su hermana Laura y su cuñado Benji y su padre acompañado de Marta López Álamo. Una cita en la que echó en falta a sus dos hermanas, Lucía e Irene. "Es un regalo estar así. Aunque no estábamos todos, faltaban dos hermanas, que están de vacaciones", ha explicado.