Kiko Matamoros ha vuelto a abordar hoy el tema que más le cuesta. El colaborador ha hablado de su hija Anita Matamoros y del difícil momento que está pasando con ella. Lo ha hecho después de que el pasado fin de semana, Makoke echara en cara una vez más a su exmarido que hable de la hija que tienen en común. “Hay que ser cínica para decir que quién soy yo para hablar si ella no quiere que se hable de ella”, ha comenzado diciendo Kiko sobre la madre de su hija. Además ha querido dejar muy claro que “si yo he estado hablando en un plató de mi hija es porque ella ha hablado en un plató y ha provocado que eso se hiciera público y ha provocado que eso fuera noticia”. Y por si esto no fuera suficiente, ha reiterado que Makoke “hasta ha enseñado mensajes privados de mi hija, mensajes que mi hija le había mandado a la directora del Deluxe, por ejemplo”.

Artículo relacionado

Y no solo se ha referido a Makoke. Aunque está dispuesto a solucionar las cosas con Anita Matamoros, ha recordado que “es mi hija la que hace públicamente unas declaraciones sobre muchas cosas: su vida, su profesión, sus estudios, sus relaciones personales... Que a mí me parece bien que lo haga. Está en todo su derecho de hablar de lo que quiera y hasta donde quiera. Lo respeto, pero lo hace desde una plataforma pública y evidentemente los compañeros lo ponen aquí”. Pero pese a esto, ha reiterado que siente "tristeza también por la situación en la que me encuentro con ella”. Lo que ha vuelto a dejar claro es que si la ‘influencer’ quiere aclarar las cosas con él, “las condiciones que se tienen que dar para que lleguemos a hacer las paces pasan por el respeto a mi pareja, hacia mí y hacer las cosas bien”.

Kiko Matamoros
Mediaset

Por última vez, Kiko Matamoros ha dicho que “según mi impresión, lo que yo di a entender es que tengo los brazos abiertos y que cuando quiera hablamos. Es la segunda vez que lo hago en público y no lo voy a hacer más. Ya supongo que a mi hija le habrán hecho llegar esos mensajes si no lo ha visto”. Si algo le duele en esta situación es el doble juego. “Creo que lo que hice el otro día fue tender un puente, si hay alguien que no lo ha entendido así... No ha habido ninguna reacción. Ni me llega ninguna respuesta ni ningún estímulo por su parte ni por parte de su entorno”.

Pese a lo mal que lo pasa, lo que tiene claro Kiko Matamoros es que esta situación no le va a amargar la vida. "A mí esta situación no me hace feliz, pero tampoco me va a hacer infeliz. He aprendido a vivir con el dolor, con muchas cosas y a sobrevivir con muchas cosas. Pero hay cosas en la vida que te compensan todo eso y merece la pena seguir tirando adelante y pasar por aquí con el menor daño posible”. El colaborador ha hecho balance de su momento personal y ha destacado lo bueno, afirmando que “me encantaría tener una mejor relación con mi hija, que me va muy bien con mis otros hijos, que tengo una pareja que me hace feliz, que la adoro, que estoy muy feliz con mi nieto... Eso es estupendo. Que tengo lo otro que para mí es un lastre emocional, también lo reconozco, pero no se puede tener todo en la vida”.