¡Quién lo iba a decir! Kiko Matamoros ha encontrado su gran apoyo en sus hijos Diego y Laura Matamoros en los momentos más complicados. Una vez más ha vuelto a ocurrir que el colaborador se ha refugiado en dos de las personas con las que un día mantuvo un enfrentamiento para pasar lo mejor posible unos días en los que echa mucho de menos a una persona muy especial para él. Su novia Marta López Álamo ha tenido que viajar a Dubai por motivos laborales. La modelo se encuentra a miles de kilómetros trabajando para una firma y esta vez su chico no ha podido acompañarle. Kiko se ha tenido que quedar en Madrid para atender su trabajo. Y para pasar lo mejor posible el tiempo sin su novia no ha dudado en hacer un plan junto a dos de sus hijos.

Artículo relacionado

Kiko ha salido a comer junto a Diego, Laura y Benji, el novio de la influencer y padre de su hijo Matías. Ha sido Diego Matamoros el encargado de compartir una fotografía en su Instagram en la que ha mencionado a su padre, a su hermana y a su cuñado y en la que ha escrito “comida en familia”. Después de una etapa de lo más tormentosa, ahora todos se han convertido en una piña y son varios los planes que hacen juntos. Hace unos días los cuatro salieron a cenar y compartieron velada con dos personas que hoy no han podido estar presentes. Una es Marta y la otra Carla Barber, que no ha estado junto a su chico y su familia.

Diego Matamoros

De alguna forma la comida de hoy también es una forma de que Diego Matamoros se anime. Son varios los días que Carla lleva en Canarias junto a su familia después del atracó que sufrió a las puertas de su casa de Madrid. En estos últimos días son varios los rumores que han visto la luz sobre una posible ruptura de la pareja. Ninguno se ha pronunciado al respecto pero lo que está claro es que Diego lleva mucho mejor su ausencia en compañía de su padre y su hermana.