El pasado viernes, Carla Barber fue víctima de un violento robo en el portal de su casa. Tal y como relató ella misma, dos agresores la cogieron por la espalda y le practicaron lo que se conoce como "la llave del mataleón" para robarle todas sus pertenencias.

La doctora llegó a quedarse inconsciente durante unos minutos y sus asaltantes se llevaron sus joyas, su móvil y su bolso, una cuantía que ascendería a 50.000 euros aproximadamente.

Artículo relacionado

Tal y como adelantaba 'Sábado Deluxe', en dicho asalto Carla perdía un reloj de lujo valorado en 30.000 euros, un Smartphone de unos 800 euros, bolso de firma que oscilaría entorno a los 1.000 euros y joyas personales. Sin embargo, pero lo peor no fue lo material sino el daño psicológico que este suceso le ha provocado.

La canaria no piensa dejar que el miedo cambie su vida y solo un día más tarde retomaba sus compromisos profesionales, eso sí, en estos momentos es su madre quien está instalada junto a ella en el piso que posee en el centro de Madrid, una compañía más que necesaria en estos momentos tan delicados. "Volvería a correr una y otra vez detrás de mis agresores. Estoy en casa, arropada y acompañada en todo momento", escribía junto a una tierna imagen junto a su madre.

Carla Barber

Era su novio, Diego Matamoros, quien explicaba el trágico suceso en 'Sábado Deluxe': "Me llamó su madre, fue un momento de tensión muy desagradable", reconocía con gesto serio. Afortunadamente, Carla pudo captar la matrícula del coche de los asaltantes y ya está todo el suceso en mano de la policía: "Ahora lo están investigando y nos han pedido que mantengamos el secreto".

Como es normal, Diego reconocía que su chica no lo está pasando nada bien pero es una mujer fuerte que no tardará en recuperar la normalidad. Sin embargo, pese a las informaciones que han ido saliendo a la luz, Diego no cree que nadie vaya directamente a por ella sino que "ha tenido mala suerte".