La semana en el clan Matamoros ha estado de lo más movidita, y no con buenas noticias precisamente. Hace siete días, Kiko Matamoros se sentaba en Sábado Deluxe y destapaba su adicción a las drogas: "Yo soy cocainómano, desde los 15 años no he dejado de consumir, me queda un año para cumplir las bodas de oro", confesaba para sorpresa de sus compañeros de programa. Diego Matamoros, por su parte, salía en defensa de su padre y explotaba brutalmente contra Makoke y Javier Tudela: "¡Sanguijuelas! No se puede decir otra cosa, hacer lo que hacen y sabiendo que no han tenido para comer y que mi padre se lo ha dado absolutamente todo"... Y, por último Laura Matamoros ponía la guinda. La influencer destapaba a través de su perfil de Instagram la enfermedad que sufre después de multitud de pruebas médicas. La ganadora de Gran Hermano VIP 4 padece glaucoma como su padre y él le ha brindado públicamente su apoyo después de confesar que siente debilidad por ella.

Artículo relacionado

Laura Matamoros ha confesado a todos sus seguidores que sufre un glaucoma de tensión baja y que tiene dañado el nervio óptico, una dolorosa herencia que le ha dejado su padre, Kiko Matamoros. El colaborador de Sálvame tiene, desde hace años, problemas de visión que amenazan con dejarle ciego pero ha querido quitarle hierro al asunto y ha asegurado que el de su hija es distinto al suyo.

"Su glaucoma y el mío son distintos, el mío es de presión alta. Creo que no es heredado de mí porque es diferente al mío pero yo le he dado muchas vueltas a lo mío. Mi hija, además de guapa y joven, tiene una fortaleza mental tremenda y yo sé que lo va a llevar bien", ha comenzado explicando Kiko Matamoros que no ha parado hasta descubrir el por qué de su padecimiento.

"Cuando me diagnosticaron a mí el glaucoma me preguntaron si tenía antecedentes y yo no tenía ni idea. Sin embargo, este verano me enteré de que posiblemente sí porque mi bisabuela era mulata y mi tatarabuela negra y es en la raza negra donde más está", ha continuado.

Artículo relacionado

El exmarido de Makoke vive con esta enfermedad degenerativa y ya ha llegado a perder la visión de su ojo derecho: "No te das cuenta. Me daba golpes con el retrovisor del coche o fallaba bolas jugando al pádel", ha rematado.

kiko matamoros y laura matamoros

Kiko Matamoros apoya públicamente a su hija Laura en su enfermedad.

Gtres