Julia Janeiro es consciente que desde que alcanzara la mayoría de edad el pasado domingo cualquier paso que de es mirado con lupa. Muy activa en redes sociales, donde cuenta con más de 170.000 seguidores, es común verla compartir sus looks y planes con amigas pero hasta ahora no había ni rastro de sus conocidísimos padres.

Ha sido hoy cuando Julia Janeiro ha decidido gritar a los cuatro vientos el cariño incondicional que siente por sus progenitores a quienes no ve desde hace meses a consecuencia de las restricciones sanitarias. "Hasta donde la luz llegue", ha escrito la joven de 18 años junto a un montaje con imágenes que pertenecen a su álbum familiar junto a Jesulín de Ubrique y María José Campanario. Una auténtica declaración de amor que no ha pasado desapercibido para nadie.

Artículo recomendado

La declaración de intenciones de Julia Janeiro una semana después de su salto a la fama: "Asume el riesgo"

La declaración de intenciones de Julia Janeiro una semana después de su salto a la fama: "Asume el riesgo"

En las imágenes, tomadas por separado, aparece en un selfie junto a su madre, que luce gafas de sol, mientras ambas sonríen a la cámara. Mucho más esclarecedora es la que ha elegido con Jesulín. En ella, el torero sostiene a su hija mientras esta le abraza de manera muy cariñosa, prueba de que siente predilección por él.

Julia Janeiro Jesulín y María José

Julia Janeiro con Jesulín de Ubrique y María José Campanario

Instagram @julsjaneiro

Este gesto tan esperado por Julia llega el mismo día que Jesulín de Ubrique ha viajado a Madrid por motivos profesionales y no tiene en mente pasar a visitar a la joven. Hasta este momento, la andaluza había preferido mantener silencio con respecto a sus padres pero este gesto deja patente que a pesar de vivir muy lejos de ellos mantienen una relación muy estrecha.

El torero y su mujer han asegurado firmemente que su hija no quiere pertenecer a la televisión y aseguran que en cuanto puedan celebrarán por todo lo alto los 18 años de Julia Janeiro, pero por el momento prefieren seguir las normas y esperar.