Julia Janeiro, la hija mayor de Jesulín de Ubrique y María José Campanario, está a punto de alcanzar la mayoría de edad. El próximo domingo 18 de abril, la joven cumple 18 años un momento en el que su vida cambiará para siempre. Juls, así se le conoce en Instagram, es muy activa en redes sociales. Su perfil está orientado al mundo de la moda pero, ¿a qué se quiere dedicar realmente? ¿Cómo va a enfocar su vida a partir de ahora? ¿Cómo va a celebrar su cumpleaños? Muchas son las incógnitas que aún están por resolver pero su madre ya ha dado un significativo detalle de cómo va a ser el futuro de su hija.

Artículo relacionado

Julia Janeiro está explorando una nueva faceta como influencer. Su seguidores no dejan de aumentar, está a punto de alcanzar los 60.000. Aún se desconocen los pasos que va a dar la hija de Jesulín de Ubrique y mucha gente se está preguntando si dará por fin el salto a la vida mediática, siguiendo los pasos de Alejandra Rubio y Rocío Flores (entre otras), o se mantendrá en la 'sombra' como ya hizo en su momento Andrea Janeiro. Su hermana mayor, a través de un comunicado, dejó constancia de que quería renunciar a todo para preservar su intimidad y alejarse por todos los medios de la presión mediática a la que su madre, Belén Esteban, sí está sometida.

María José Campanario ha concedido una entrevista en La Razón en la que ha dejado claro a lo que quiere dedicarse Julia Janeiro: "Mi hija Julia no quiere ser famosa, solo quiere centrarse en los estudios. Aunque le gusta la moda, tiene claro que quiere encaminarse este año en la Administración y Dirección de Empresas", ha confesado en el medio citado anteriormente.

Además, María José Campanario y Jesulín de Ubrique han dejado al descubierto sus deseos de cara al próximo 18 de abril: "Solo queremos que esto sea una transición tranquila y que Julia pueda seguir teniendo una vida normal".

Artículo relacionado

Otros de los interrogantes, es la posible fiesta que Julia organizará por su cumpleaños. En plena pandemia por el coronavirus, la nieta de Carmen Bazán no va a poder disfrutar de una multitudinaria celebración debido a las restricciones pero sí tendrá la oportunidad de poder reunirse con su familia y con su novio, Brayan Mejía, el futbolista con el que mantiene una relación desde hace pocos meses.