La paciencia de Belén Esteban está llegando a su límite en lo que respecta a Jesulín de Ubriquey lo que considera provocaciones hacia ella y la persona más importante para ella. Se trata de un asunto que le duele y en el que le toca hacer malabarismos. Y es que cada vez parece que le cueste más morderse la lengua. "¿Queréis que os diga una cosa? Y seguramente me regañe: a mí no me hace daño, hace daño a otra persona", confesaba en directo, en clara alusión a la hija que tienen en común, Andrea Janeiro.

Artículo relacionado

Sin embargo, algo ha cambiado en las advertencias de Belén Esteban a Jesulín de Ubrique. La colaboradora de 'Sálvame' ha añadido un nuevo matiz que se antoja un cambio de actitud. No solo porque se desahogue y diga que está "hasta aquí y voy a decir lo que me dé la gana", sino en lo que tendría que ver con la relación de su hija y el extorero. "La otra persona ya no se calla, así que no tense la cuerda", avisaba con tanta fiereza que se veía obligada a matizar. ¿Estaba poniendo sobre la mesa que rompería su silencio? "Mi hija no se va a manifestar nunca en televisión porque lo ha elegido ella, pero yo lo único que digo es que ya no es una niña, es una mujer", aclaraba.

Belén Esteban carga contra Jesulín en Sálvame 03

Belén Esteban carga contra Jesulín en 'Sálvame'

Telecinco

Sin embargo, estas palabras lapidarias parecen insinuar, quizás, un nuevo estado de comprensión de su hija en lo referente a la actitud que ha tenido su padre hacia ella, y que habría llegado con la madurez (y la distancia). Una posibilidad subrayada por la propia Belén al declarar que "solo sabemos las cosas él, su mujer, porque está al lado, su hija, yo y Miguel. A mi madre no le contamos las cosas para que no sufra".

Artículo relacionado

Lo que ha hecho estallar en esta ocasión a Belén Esteban son las palabras de Jesulín de Ubrique con las que se posicionaba como un padre atento. Sin embargo, ella no puede dejar de ponerse en la piel de su hija, en su vida, donde ha jugado el rol de padre ausente. Y ha puesto unos ejemplos especialmente dolorosos: "Será padre para dos hijos, porque a su hija mayor no la conoce y nunca la ha llevado al colegio. Yo respeto, y muy bien por él, que sea buen padre para dos hijos, pero es que no hay dos: hay tres. (...) Por cierto, que le pregunte la gran periodista Isabel Gemio cuántos años hace que no ve a su hija. O qué le echó por Reyes la última Navidad, que en 21 años nunca le ha echado Reyes. Ese día que estaba en 'Gran Hermano', de allí a mi casa se tarda 15 minutos, ¿por qué no fue? Porque yo no estaba…".

Luego dicen que hablo. Es que yo entiendo que tenga que quedar bien, entiendo que con sus dos hijos sea el mejor padre del mundo y no lo discuto, pero es que no hay dos, hay tres", y cuando parecía calmar su discurso, Belén Esteban ha advertido por última vez a Jesulín de Ubrique: "Qué poca vergüenza... No me tientes".

Belén Esteban carga contra Jesulín en Sálvame 02

Belén Esteban carga contra Jesulín en 'Sálvame'

Telecinco