El cansancio asomaba por su rostro pero Isa Pantoja se ha esforzado al máximo para lucir espectacular en el gran día de su prima, Anabel Pantoja. Siente que se lo debe. A pesar de haber vivido 72 horas de completa locura, en las que ha se ha hecho miles de kilómetros en avión, barco y coche, ahora toca disfrutar y hacerle disfrutar a la que siempre ha estado ahí para ella.

La hija de Isabel Pantoja se ha decantado para la ocasión por un vestido con trasparencias de lo más original. En concreto, Isa ha lucido un vestido blanco formado por una falda de transparencias, bajo el que lucía un mono blanco corto de color brillante.

Artículo relacionado

Aunque no siempre están de acuerdo con las decisiones y los comportamientos de la otra, lo cierto es que Isa y Anabel Pantoja siempre han tenido una relación muy estrecha, que se vio mucho más afianzada con la llegada al mundo de Albertito, el hijo de la primera y por la que la colaboradora de ‘Sálvame’ tiene debilidad. Ha pasado mucho tiempo con él y le adora. Sin duda, la presencia del niño en un día tan señalado para ella era esencial, de ahí que Isa ni se haya planteado no estar en el enlace. Sabía no solo que a la novia le hacía especial ilusión sino también al pequeño.

Isa Pantoja y Asraf

Isa Pantoja y Asraf llegan, radiantes, a la boda de Anabel Pantoja con Omar Sánchez

GTRES

Es el día de mi prima y tenía que estar con ella”, ha contado esta misma mañana a los micrófonos del espacio en el que colabora, ‘El programa de Ana Rosa’. “Fui a Cantora para apoyar a mi madre, y estoy aquí porque ahora a la que tengo que apoyar es a Anabel y entiendo que tengo que estar aquí”, decía asumiendo su deber como el que afronta su sino, sin rechistar y sin cuestionarse si quiera si tiene la opción de no asumirlo.

Artículo relacionado

Sin duda, no están siendo días fáciles. “Estamos en con curvas de emoción, en subidas y bajadas”, aseguraba a Leticia Requejo, su compañera en ‘AR’. Y su cara, antes de la comida que Anabel Pantoja y Omar Sánchez habían organizado para todos los invitados, así lo atestiguaba. Seria, pensativa, “descolocada”, como ella misma se ha definido debido a las extrañas circunstancias que han rodeado al enlace, Isa Pantoja hoy hacía de tripas corazón. Sabía cuál era su lugar y no ha fallado.