Isa Pantoja ha estallado. La relación con su hermano, Kiko Rivera, puede estar pasando por su momento más tenso, pero ha querido dejar claro que, por nada del mundo, pondría en peligro su felicidad ni la estabilidad familiar del clan Pantoja. La hija de Isabel Pantoja se ha defendido a través de Pepe del Real y de 'El programa de AR' después de las gravísimas informaciones que se han publicado en las últimas horas sobre ella.

Este martes en 'Sálvame', Kiko Hernández declaraba que la intérprete de 'Ahora estoy mejor' estaría chantajeando a su hermano, amenazándole con contar una supuesta infidelidad del dj a Irene Rosales inmediatamente posterior a GH DÚO.

Artículo relacionado

A raíz de estas informaciones, Isa se ha mostrado tajante y, según el colaborador de Ana Rosa, "espera que tengan pruebas para demostrar lo que dicen, porque ella no ha ido deslizando ningún tema de infidelidades a su círculo y va a tomar medidas legales".

La hija de la tonadillera también ha dejado claro que "en ningún caso se le pasaría por la cabeza dinamitar el matrimonio de Kiko e Irene, por las personas que tienen en común y por su madre". Asimismo, cree que se estaría "fomentando el mal rollo" entre ellos, alimentando una guerra ya de por sí agria.

Por el momento, el deseo más inmediato de Isa P. es que "las cosas se calmen", pues también ha confesado que se siente "completamente aislada y en su momento más bajo por los ataques que está recibiendo de su familia".

Después de llamarla "sinvergüenza", Irene ha vuelto a conceder declaraciones a Pepe del Real, a quien le ha asegurado que "no piensa hablar con su cuñada", aunque "espera que los hermanos arreglen sus problemas sin intermediarios".

En las últimas horas, Isabel Pantoja también ha hablado de su hija a través de su 'altavoz' en los platos, Raquel Bollo. Según la colaboradora de 'Sálvame, la tonadillera está "decepcionada" con su hija. "Si dice que nos somos su familia que nos deje en paz y que deje de hacernos daño", habría confesado a la tertuliana. También ha desmentido que Agustín Pantoja la haya llamado "Isa Pi" en algún momento. En esta guerra de hermanos, Isabel se posiciona por completo con su hijo Kiko, quien, según sus propias palabras, "le ha abierto su casa, le ha dado consejos y la ha apoyado en muchas ocasiones".

A propósito de los rumores de infidelidad, la artista "duda que su hijo haya sido infiel a Irene", alegando el viaje que hicieron los dos solos a Santo Domingo nada más acabar el concurso. Aunque, "no duda que su hija esté filtrando esta información". "¿Qué hago? Cada cierto tiempo me va a poner como la peor madre del mundo...", le decía Isabel Pantoja, en confidencia, a Raquel Bollo.

Isa está al límite y, sobre estas declaraciones, ha declarado a través del colaborador de Ana Rosa que "lo que está haciendo mi madre no es por mi bien, es un daño gratuito".