Irene Rosales, tras celebrar una Nochevieja “muy bonita, muy especial”, ha regresado al programa en el que colabora, ‘Viva la vida’, para contar, de primera mano, cómo han sido las primeras fiestas que los Pantoja pasan peleados y distanciados. Así ha confirmado lo que muchos sospechaban sobre su marido, Kiko Rivera, “él está muy triste”.

Artículo relacionado

“He tenido unas Navidades maravillosas. Ojalá muchos la hubieran pasado como yo”, ha contado la colaboradora, que estaba deseosa por dejar atrás un 2020 en el que ha dicho adiós a sus padres, que fallecían a principios y finales de año. Debido a este mazazo emocional, Irene Rosales ha querido concentrar sus esfuerzos en estar bien y darle a sus hijas la mejor de las festividades. Se lo debía. “La muerte de mis padres me rompió. Pero lo que más me ha dolido ha sido todas las noches que mis hijas me han visto llorar y me preguntaban y yo tenía que explicarles cosas que no entendían”. Así que esas dos últimas semanas ha procurado barrer esa pena que le ha acompañado los últimos meses y procurar a las pequeñas la mejor de las Navidades. Eso por parte de Irene, pero Kiko no ha podido disimular de igual manera.

Irene rosales habla de kiko rivera en viva la vida

Kiko ahí va. No está bien. Cada día que pasa tiene más dolor. Tiene dolor consigo mismo”, contaba Irene Rosales a Emma García, que se interesaba por cómo estaba el marido de esta, después de que anunciara su ‘ruptura’ materno filial con su progenitora, Isabel Pantoja. “Él no se arrepiente de lo que ha hecho. Pero tiene una lucha consigo mismo. Una lucha interna. Él no cambiaría lo que ha hecho, pero sí cambiaría las formas”. Este torbellino de emociones, entre las que se mezclan la rabia, decepción, culpa, pena y amor, le tiene completamente agotado y “triste”.

Artículo relacionado

“No ha habido más comunicación”, confesaba Irene Rosales a Emma, “ni creo que vaya a haber ninguna. A día de hoy, creo que no. Cada día va peor”, decía, totalmente desesperazada con una posible reunión entre Kiko Rivera e Isabel Pantoja.