Irene Rosales ha hecho un importante esfuerzo y ha concedido sus primeras declaraciones tras perder a su padre, Manuel, este jueves. La mujer de Kiko Rivera, está abatida tras perder a su progenitor, que ha fallecido tras una larga enfermedad, solo nueve meses después de la muerte de su madre, Mayte. Dos palos muy duros que llegan en un año realmente complicado para su familia marcado por la pandemia y, ahora, por la ruptura de Kiko Rivera con Isabel Pantoja.

Artículo relacionado

A pesar del dolor, Irene Rosales ha tenido el bonito gesto de hablar con los periodistas que han hecho guardia a puertas del tanatorio concediendo sus primeras palabras en uno de los días más triste de su vida.

Irene Rosales

Irenes Rosales, devastada, en el velatorio de su padre Manuel.

Gtres

A última hora de este jueves, tras un día durísimo, Irene Rosales ha abandonado el tanatorio. Lo ha hecho cansada y muy triste, pero no ha querido perder la oportunidad de agradecer tantas muestras de cariño recibidas estas últimas horas: "Muchas gracias, he visto cómo nos habéis mandado todo el apoyo y nos habéis respetado mucho. Gracias a todos, y a todos mis compañeros", ha dicho con la voz quebrada y conteniéndose mucho.

La nuera de Isabel Pantoja, que llegaba muy afectada esta mañana al tanatorio en Sevilla, donde Manuel está siendo velado, ha estado arropada todo el día por sus hermanos y, sobre todo, por su marido, Kiko Rivera, que ha estado junto a ella en todo momento.

Irene Rosales tanatorio

Irene Rosales abandona el tanatorio de Bormujos (Sevilla), donde está siendo velado su padre.

Gtres

Manuel, que llevaba años enfermo debido a un tumor cerebral, empeoró en los últimos meses tras el fallecimiento de Mayte. La madre de Irene Rosales moría a principios de año y, desde entonces, sus hijos se volcaron con su padre, que les necesitaba como nunca. Los últimos días han sido especialmente complicados, tal y como aseguró en ‘Sálvame’ Kiko Matamoros. El colaborador fue el primero en alertar sobre el delicadísimo estado de salud del suegro de Kiko Rivera. “Su estado es crítico”, afirmó con tristeza. Tan solo unas horas más tarde, el devastador desenlace tenía lugar.