Irene Rosales por fin ha hablado de la entrevista que Kiko Rivera ha concedido esta semana en exclusiva a Lecturas. La mujer del DJ ha acudido a ‘Viva la vida’, programa en el que colabora, y además de comentar las palabras de su marido ha contado cómo se ha sentido ella ante esta situación. Irene ha reconocido que ha sido una semana “muy agotadora. Ha sido dura y con mucha pena”, le ha confesado a Emma García. Ese sentimiento de pena viene porque “estoy triste por vivir esta situación con mi marido. Voy a estar siempre a su lado y me duele verle así”. Pero si hay algo que provoca la tristeza de Irene Rosales es lo mucho que echa de menos a su madre en días tan complicados como estos.

Artículo relacionado

“Psicológicamente no estoy bien desde hace mucho tiempo”, ha revelado Irene Rosales. La mujer de Kiko Rivera ya ha hecho alusión en alguna ocasión a que después de la pérdida de su madre después de que no pudiera superar la enfermedad con la que luchaba, todo le cuesta un poco más. Algo que ha vuelto a sentir después de que algunos hayan asegurado que ella ha sido la que ha empujado a Kiko a conceder la exclusiva a nuestra revista. “Que te hagan culpable, que hagan como que yo sea la que está avivando el conflicto… Pues me duele”, ha afirmado. A la pregunta que le ha hecho Emma García sobre si piensa que Isabel Pantoja está detrás de esos comentarios Irene prefiere pensar que no. Ha dicho que “no voy a acusar a mi suegra públicamente pero el hecho de que especulen que puedo ser yo me agota”.

Irene Rosales

Irene Rosales ha recordado lo importante que era su madre en su vida.

Telecinco

Ha sido entonces cuando Irene Rosales se ha roto al recordar a su madre. Sobre cómo ha gestionado la situación esta semana, la colaboradora ha recordado que “siempre he recurrido a mi madre y lo he pasado bastante mal por echarle tanto de menos”. De esta forma ha dejado claro que si estos días su madre hubiera estado a su lado, se hubiera apoyado en ella de forma incondicional. Y no solo ella, también Kiko Rivera lo hubiera hecho. “Mi madre vivía a un minuto de mi casa, nos ha dado muy buenos consejos, nos ha calmado muchísimo a los dos. Nos ha dado los consejos pero se ha mantenido al margen de todo”, ha contado sobre la estrecha relación que mantenían y lo importante que era en sus vidas.