Ha pasado algo más de un año y medio desde que Irene Rosalesdecidiera dar un giro a su imagen y, en especial, a su sonrisa. La mujer de Kiko Rivera soñaba con verse mejor y no dudó en colocarse una ortodoncia para poder presumir en un futuro de sonrisa perfecta. Aunque actualmente existen muchas alternativas estéticas, la sevillana se decantó por el método más tradicional: los brackets metálicos. Pues bien, ese día ha llegado.

Irene Rosales ha compartido a través de su perfil de Instagram el resultado definitivo de su boca. "Por fin" le han quitado los brackets y es que aún no se lo cree, no veía el momento de volver a mirarse al espejo sin esos accesorios metálicos tan incómodos.

Artículo relacionado

"Estaba deseando que llegase este día. Después de 18 meses me han quitado el aparato", confesaba presumiendo de sonrisa perfecta y reluciente. Eso sí, aunque está encantada con el resultado todavía no se acostumbra a esta nueva sensación: "Estoy súper contenta pero me noto muy rara. Si veis que hablo raro ya sabéis por qué es", bromeaba.

Irene Rosales

Irene Rosales presume de sonrisa perfecta

Instagram @irenerova24

Todos los retoques estéticos de Irene Rosales

La sonrisa no es el único retoque estético al que se ha sometido la colaboradora de 'Viva la vida'. Tras dar a luz a su hija Ana, la mujer de Kiko Rivera no dudó en pasar por el quirófano para mejorar el aspecto de su pecho tras ser mamá, una decisión de la que no se arrepiente.

Amante de los cambios siempre que sean para mejorar, Irene Rosales también se ha 'tocado' el rostro con ácido hialurónico: el labio superior para igualarlo al inferior; la nariz, para eliminar un bulto que se le veía de perfil y, para terminar, aprovechaba unos "pinchacitos en la frente y el entrecejo para tener la cara mucho más iluminada, más hidratada, me la noto perfecta", reconocía por aquel entonces. Sea como fuere, lo que es evidente es que la sevillana está guapísima.