Si por algo nos gusta el reality culinario (por llamarlo de alguna manera) 'Ven a cenar conmigo: Gourmet Edition' es porque nos colamos en las casas de los famosos. A lo tonto, a lo tonto, ya hemos visto los hogares de Alba Carrillo, Fortu, Ana Obregón, Antonia Dell’Atte, Elena Tablada, Toñi Salazar... Y si por algo estábamos deseando que llegase la tercera edición de este programa era por ver el chalet que Julio Iglesias Jr. posee en Madrid. ¡Menudo casoplón! El hijo más divertido de Isabel Preysler y Julio Iglesias es una de las grandes bazas del programa por su espontaneidad y su personalidad. Claro, si es que con ese padre...

Artículo relacionado

¿Que por qué adoramos a Julio Iglesias Jr.? Pues uno de los motivos es porque durante la cena que ofreció Toñi Salazar se olvidó de uno de sus hermanos cuando intentaba recordar cuántos tenía. Normal, por otro lado, porque son un auténtico montón. Sin embargo, en esta ocasión ha sido Julio el que ha tenido que ponerse el delantal y abrir las puertas de su casa a Kiko Rivera, Elena Tablada y Toñi Salazar.

Como era de esperar, Julio ha tirado por lo que conoce mejor, ¡la comida americana! Porque claro, él pasa más tiempo en Miami que en España y eso hace que de comida 'typical spanish' sepa más bien poco. Sin embargo, se ha metido a sus invitados en el bolsillo cuando les ha mostrado una sorpresa muy especial: ¡un toro mecánico! Sí, sí, no nos hemos equivocado. Julio ha querido que Elena, Kiko y Toñi tuviesen una experiencia 100% 'made in USA'. Un momentazo televisivo ver a todos ellos intentar mantener su dignidad encima de semejante atracción de feria.

Terminada la velada, solo nos queda esperar al siguiente (y último) programa en el que Kiko Rivera nos enseñará su casa y su buen hacer en la cocina. Además, sabremos quién se alza con la victoria.