"Le llamábamos leyenda, no se ha contagiado en todo este tiempo de pandemia. Bueno, pues al final ha caído con la Covid. No lo está pasando del todo mal"... Con estas palabras, Carmen Porter anunciaba hace unos días el positivo de Iker Jiménez, la razón por la que ha tenido que ausentarse de su puesto de trabajo en 'Cuarto Milenio'. Su mujer tomaba las riendas del programa y él reaparecía en su cuenta de Twitter tras este problema de salud que ha paralizado su vida momentáneamente... Pero no ha sido hasta ahora cuando ha dejado claro cómo se encuentra y cómo está viviendo estos días de confinamiento.

Artículo recomendado

El motivo por el que Iker Jiménez casi no renueva 'Cuarto milenio'

El motivo por el que Iker Jiménez casi no renueva 'Cuarto milenio'

Aunque los síntomas no han sido del todo fuertes, Iker Jiménez se encuentra lidiando contra el virus y, por fin, ha compartido una imagen de lo más reveladora en la que deja patente que está casi superado. Además, lo ha hecho posando desnudo ante todos sus seguidores de Instagram: "Mucho mejor"... Con estas dos palabras le ha bastado para confirmar que su mejoría es real y que está a punto de retomar su rutina.

iker jiménez
Instagram @navedelmisterio_

Artículo recomendado

Iker Jiménez para los pies a Carmen Porter en directo: "¡Lo censuro!"

Iker Jiménez para los pies a Carmen Porter en directo: "¡Lo censuro!"

Iker Jiménez le está ganando la batalla al coronavirus pero, tal y como contó en uno de sus programa, estuvo a punto de perder la vida. El presentador contó en una de las secciones de 'Cuarto Milenio' el miedo que vivió en la Sierra del Retín después de que dos desconocidos le llevaran a un refugio para pasar la noche: "Yo no sabía dónde me llevaban y la carretera era cada vez más estrecha. Yo ascendía por una especie de puerto, con dos tipos que no me habían dado una buena sensación. Llegamos a una especie de cortijo, de refugio, o caseta militar y me dijeron que ese iba a ser mi hogar en la noche. Vi un pasillo con varias habitaciones, cada una más lúgubre que la otra. Me fijé que mi habitación no tenía llave y ahí me dejaron", explicaba con el corazón en un puño.

Iker Jiménez está a muy pocos momentos de volver al trabajo y a recuperar la normalidad, algo de lo que la Covid le ha privado.