Hugo Sierra ha hablado en televisión por primera vez desde que se reencontrase con Adara hace a penas una semana y se fundieran en un romántico beso. El uruguayo ha hecho balance de todo lo que ha pasado a lo largo de este tiempo pero ha dejado claro que sigue confundido con la situación.

A los que le tachan de "manipulador" les dice que su único objetivo era "entrar en la casa para tranquilizar a Adara, pero me dejé llevar por lo que sentía. No quería desestabilizarla", ha dicho. Pero tiene claro que la concursante sigue enamorada de él: "Cuando me vio se desarmó. Conmigo Adara es mujer, con Gianmarco es niña", ha dicho muy seguro de si mismo.

Artículo relacionado

Ante la posibilidad de que Gianmarco pueda dormir hoy en Guadalix junto a Adara ha mostrado su enfado: "Me parece una jugada muy baja del programa, creo que ya han exprimido bastante el tema". Un comentario que Toñi Moreno le rebatía al considerar una "genialidad" por parte de la productora. Habrá que esperar a esta noche para ver el desenlace final de la historia.

Hugo Sierra

Le ha quitado la demanda

Ha sido una de las cosas más criticadas al ex ganador de 'Gran Hermano', pero como confesaba a Lecturas recientemente tenía miedo a que le quitaran a su hijo: "Cuando le vi la mirada me di cuenta de que todavía me ama. Me levanté al día siguiente y le quité la demanda. Me dolía que se pudiera enamorar de Gianmarco, pero pensar que se pudiera llevar a nuestro hijo... para mí es medio pulmón. ", revelaba visiblemente apenado.

Hugo tiene miedo de que Adara no entienda el motivo por el que le puso la demanda pero espera poder aclararlo con ella: "Puede ser que se líe un poco con ese tema, pero espero que se lo expliquen bien y que ella lo pueda entender todo". Finalmente, se ha mostrado seguro de que a pesar de todo lo que ha pasado "se puede solucionar".