En medio de su acercamiento a Estela Grande, con quien incluso ha hablado de pedir una hora sin cámaras, Kiko Jiménez también ha decidido hablar de uno de los episodios más tristes de su vida. En concreto, el concursante ha explicado a Irene y la mujer de Diego Matamoros que tan solo ha visto dos veces en su vida a su padre.

Artículo relacionado

“Lo he visto dos veces, de niño y con 17 años. El día antes de entrar una mujer me dijo que era la hermana de mi padre y que él quería verme”, ha explicado Kiko, quien continuaba: “Ha estado a punto de morirse y lo que quería era verme”. Sin embargo, tal y como ha asegurado el concursante, no tuvo el valor de llamarlo. “Eso fue un día antes de entrar aquí, le pedí su número pero no lo llamé”, ha afirmado.

Durante su conversación con Estela e Irene, Kiko también ha recordado la relación de sus padres. “Mi padre bajó de Madrid a Linares, se fijó en mi madre y se la llevó. Luego vine yo y mi madre tuvo que volver sola conmigo. Mi madre era muy guapa, era modelo”, ha afirmado Kiko, quien además dice que su madre le recuerda a la pareja de Kiko Matamoros.

Artículo relacionado

“Me recordaba a Estela, su nariz, así morena… No te haces que la idea de cuánto, la veo por la casa y pienso en mi madre cuando era modelo y mi padre enamorándose de ella”, ha afirmado Kiko Jiménez, a lo que Irene ha contestado: “Son todo señales”. Por su parte, Estela ha afirmado que “es todo un honor” y ha mandado un beso a Carmina, ¿su nuevo suegra?