Como parte de las nominaciones, la dirección del programa ha pedido que esta semana el alegato no lo hicieran los concursantes de GH VIP 7 desde la casa, sino sus compañeros desde el plató. Dinio pidió la salvación de Hugo, Pol Badía, de Joao (con polémica porque dejó al adivino llorando) y Gianmarco, a Adara. “Vas a hablar en directo con Adara”, le adelantó Jorge Javier Vázquez al italiano. Después, le tocó su turno.

Artículo relacionado

El estudiante de Derecho fue el último que conectó con la casa y sus palabras dejaron a Adara con una sonrisa de oreja a oreja. “Ciao, Adari. Lo primero que quiero decirte es que eres bellísima”, arrancó el italiano su alegato. “Quiero que te quedes porque eres sincera, real. Estos días te he visto un poco triste y espero que no lo estés. Sé que estos días has estado un poco triste y quiero que sepas que te estoy esperando”, añadió.

Adara y Gianmarco

Gianmarco incidió en lo mucho que la echa de menos a su amiga, su mejor amiga. “Me haces mucha falta. Tengo tu goma en mi muñeca. ¿Sabes cuando tienes un regalo y tienes que esperar? Pues yo te estoy esperando”, terminó su alegato.

Al escucharlo, Adara no podía dejar de sonreír de manera compulsiva. “Me ha entrado la risa nerviosa. Me ha parecido muy bonito y te echo mucho de menos”, confesó.

Después, cuando creía que nadie la veía, miró a Joao y se confesó. “Joder, me estoy poniendo roja”, dijo. Luego, le dio las gracias por todo lo que había hecho por ella esa noche. “Gracias por el alegato, me acuerdo mucho de él, le echo de menos. Nos vemos fuera”, se despidió.