Rodolfo Sancho (49 años) no levanta cabeza. Después de que el pasado agosto su hijo Daniel fuera acusado del asesinato de Edwin Arrieta y encerrado en prisión provisional, el actor ha tenido que enfrentarse a los medios y dar la cara por la complicada situación familiar. Pero por si eso fuera poco, el pasado jueves su exmujer, Silvia Bronchalo (49 años), lo denunció en una comisaría de Alcobendas tras haber recibido varios mensajes en los que supuestamente él la insulta y la veja. De hecho, en la demanda la madre del chef detalla que el intérprete de 'El Zorro' le habría llamado en estas conversaciones que comparten "pirada" e "incapaz".

Este complicado momento que pasa la expareja después del difícil proceso judicial al que se está enfrentando para defender a su hijo deja muy claro la mala relación que tienen entre ellos. Pero no solo eso, ahora los gestos que hemos ido viendo entre ellos a lo largo de los meses cobran mucho más sentido. Al parecer, los padres del youtuber culinario siguen en contacto telefónico desde que el pasado agosto de 2023 su hijo fuese llevado a la cárcel de Koh Samui, pero parece que el enfrentamiento entre ambos viene de mucho más lejos. 

 

Artículo recomendado

El cambio radical que ha sufrido Iñaki Urdangarin en su vida y que afectará a su relación con Ainhoa Armentia

iñaki urdangarin

Rodolfo y Silvia no posaron juntos en Tailandia 

Todo apuntaba a que Rodolfo Sancho y Silvia Bronchalo habían evitado una imagen de ellos juntos en Tailandia para no añadir más presión mediática al caso, lo que no beneficiaría a su hijo de cara a su futura condena. No obstante, después de semanas en los que la expareja coincidió y en la que los periodistas esperaban verlos al menos saliendo de la cárcel a la vez parece que la relación para no hacer era otra: se estuvieron evitando porque su relación ya era nula. 

Entendemos que tuvieron que verse por obligación para poner en común una estrategia que ayudase a su hijo, pero hicieron todo lo posible por no coincidir en el mismo espacio y tiempo. De hecho, Silvia estuvo una semana sin ver a Daniel mientras Rodolfo sí acudía a la cárcel. Un tiempo en el que la madre del chef estuvo encerrada en su hotel. Desde 'Vamos a ver' explicaron entonces el motivo por el que ella no fue: "Ha estado sin ir una semana porque evidentemente estaba yendo Rodolfo Sancho, con el que no tiene relación". Y es que no es que eviten verse frente a las cámaras sino que tampoco tendrían ninguna relación de forma íntima. Más allá, por supuesto, de las comunicaciones que puedan hacer para tomar las decisiones clave y conseguir para su hijo la mejor condena posible en su juicio. 

Sancho y Bronchalo, comunicados por separado 

Mientras Rodolfo se refugia en su hogar de Fuerteventura junto a su actual pareja, Xenia Tostado, y su hija cuando no estaba en el país asiático, Silvia Bronchalo pasó casi todo el tiempo en Koh Samui encerrada en su habitación. Cada mañana tomaba (y toma cuando está allí) un taxi dirección cárcel de Koh Samui para estar con su hijo 15 minutos. Eso sí, la expareja de Sancho estuvo acompañada unos amigos en Tailandia, unos españoles que viven de forma permanente en la isla y que le estarían ayudando en todo el proceso. Toda su actitud cobra ahora más sentido que nunca después de que tanto ella como el actor mandasen por su cuenta los comunicados relacionados con el proceso judicial. 

 daniel sancho

¿Sabe Daniel Sancho lo mal que se llevan sus padres?

Gtres

 

Mientras el equipo de abogados de Rodolfo ha sido el más mediático, el de Silvia no se pronunció hasta meses más tarde. Siempre pensamos que contaban con los mismos profesionales, pero parece que el no ponerse de acuerdo en muchas cosas relacionadas con el caso provocó que cada uno fuera por su cuenta. De hecho, no hay más que recordar que pronto se supo que el actor pidió disculpas de manera personal a la familia de Edwin (se filtraron los mensajes de WhatsApp) mientras que las de Bronchalo fueron a través de un comunicado. 

Artículo recomendado

Denuncias, acusaciones y un comunicado: la intrahistoria de Rodolfo Sancho y Silvia Bronchalo

Silvia Bronchalo y Rodolfo Sancho collage

"La preocupación de nuestra representada, se centra única y exclusivamente en el bienestar de su hijo", comenzó diciendo el comunicado, dejando claro que "en modo alguno ha intentado entorpecer o interferir en dicha defensa y toda su intervención se ha centrado única y exclusivamente en buscar las mejores opciones para su hijo". Un tajante mensaje con el que Silvia quiso dejar clara su postura sobre toda esta situación. "Quiere reiterar sus más sinceras condolencias a la familia de Don Edwin Arrieta, haciendo suyo el dolor y sufrimiento que deben estar padeciendo", rezaba el texto. Justo después, insistió en que "la preocupación de nuestra representada se centra única y exclusivamente en el bienestar de su hijo y en lo que esta situación pueda afectar en su defensa legal en Tailandia. En modo alguno ha intentado entorpecer o interferir en dicha defensa, teniendo Daniel la última palabra al respecto".