La guerra entre Kiko Rivera e Isabel Pantoja ha roto por completo la estabilidad del clan Pantoja. El Dj sigue reuniendo pruebas que hacen aún más grande la grieta entre madre e hijo, una situación que ha colocado a Isa y Anabel Pantoja entre la espada y la pared. Mientras que la primera no dudaba es escuchar a su hermano, la colaboradora de 'Sálvame' prefirió hacer oídos sordos y mantener al margen del conflicto: "Los quiero a los dos", confesaba entre lágrimas hace algunos meses. Esta decisión de no querer conocer la verdad decepcionó mucho a su primo, tanto que no dudó en recriminarle la actitud en televisión.

Anabel Pantoja y Kiko Rivera estuvieron meses enfadados y esta tensión familiar se trasladó a Irene Rosales, quien siempre había mantenido una magnífica relación con la sobrina de Isabel Pantoja. La sevillana siempre ha estado y estará al lado de su marido y no dudó en hacer público su disgusto con la colaboradora de 'Sálvame': "Anabel actuó mal. Tu primo no te va a pedir que te pongas de su parte, pero necesita desahogarse. Eres de las pocas de su sangre. Anabel ahí se equivocó", confesaba en su última entrevista exclusiva a Lecturas.

Artículo relacionado

Sin embargo, parece que esas desavenencias ya son cosa del pasado y Kiko Rivera, Irene Rosales y Anabel Pantoja han enterrado el hacha de guerra. La mujer del Dj protagonizaba un gesto que deja constancia de que vuelven a estar tan unidas como siempre. La sevillana ha compartido una imagen luciendo uno de los bikinis diseñados por Anabel, la joven ha escogido el modelo Concha con braga de tiro alto en color rosa, máxima tendencia esta temporada.

Anabel Pantoja viajaba a Huelva para reencontrarse después de meses de distanciamiento con Kiko Rivera, Irene Rosales y los más pequeños, un momento inolvidable que la influencer no tardaba en compartir en redes sociales. "Sin creérmelo", escribía dejando constancia de los días felices que está viviendo.

Irene Rosales

Irene Rosales nos deleita con un posado en bikini

Instagram @irenerova24