Menudo disgustazo se ha llevado Alba Carrillo con la sorpresa amarga que le tenía preparada el equipo de 'Ya es mediodía Fresh'. Y es que no se esperaba las punzantes palabras que Laura Matamoros le ha dedicado por haber tomado partido en la separación de sus padres. Toda una 'traición' que ha acabado empujándola a abandonar el plató entre lágrimas.

La colaboradora de Telecinco no dudó este miércoles en dar su opinión sobre la noticia del verano: la separación de Kiko Matamoros y Makoke que hemos destapado en Lecturas. Alba se mostró especialmente dura con el Defensor del Pueblo de 'Sálvame' y llegó a afirmar que no le extrañaba que Makoke le haya dejado. Y es que Carrillo le guarda mucho rencor desde los ataques que Kiko le dedicó durante su ruptura de Feliciano López.

Artículo relacionado

El programa de los mediodías de la cadena de Mediaset interceptaba a Laura por los pasillos de Telecinco, antes de entrar en el plató de 'MYHYV'. La ganadora de 'GH VIP 4' le ha dejado claro que, ahora que su relación con su padre pasa por un momento dulce, la familia es lo primero y no va a tolerar que nadie ajeno a ella se meta y, mucho menos, que ataque a su padre. "Alba 'Zascas", el apodo con el Laura se ha referido a Carrillo, "ella tiene su opinión y yo tengo la mía, y qué pena que ahora ahora a ver qué novio le compra un bolso. A mí tampoco me extraña ahora que lo dejaras con tu novio. Perdona, con tu 'ex". ¡BOOM! Las palabras de la hija de Kiko han caído como una bomba en el plató de 'Ya es mediodía', donde Alba escuchaba atentamente sus declaraciones.

Para Laura, la modelo ha aprovechado el momento "oportuno" para atacar a su padre. Ha considerado que ya le ha lanzado suficientes 'dardazos' y se ha concentrado en lo más importante ahora: cómo lo está viviendo su padre. "Te afecta porque piensas al final en la estabilidad de tu padre y lo primero que quieres es que esté tranquilo y que esté bien", ha afirmado.

Amistad herida de muerte

Alba no daba crédito a lo que había escuchado. Y es que hizo muy buenas migas con Laura en 'Supervivientes 2017', después de arreglar sus desavenencias previas. Una amistad que se enfrió cuando Carrillo y Fonsi Nieto, gran amigo de los Matamoros, se declararon la guerra e iniciaron un polémico contencioso; pero que parecía estar por encima de todos esas situaciones paralelas. Ahora hemos podido comprobar en directo que su camaradería ha quedado herida de muerte. Sobre todo, con el contraataque de la modelo, consumida por el dolor de un momento que no imaginaba que fuera a pasar.

"Con lo que yo te quería...", decía Alba entre resentida e irónica. Aunque ha intentado mantener la calma y 'morderse la lengua', "porque no puedo decir todo lo que pienso, porque no habrá abogado que me pueda defender", al final se ha acabado despachando a gusto contra su ya 'examiga'.

Nuevamente, volvía a usar el recurso del victimismo, tan marca de la casa. "En la isla sacaba a todo el mundo de sus casillas y, como ya no me necesita para llegar a la final, pues ahora me tiene que enmerdar", afirmaba con el rostro torcido. "Pero es que ese es el mismo argumento que das para todo el mundo, para tu novio y para tus amigas", le decía su compañero Miguel Ángel Nicolás. "Laura no es mi amiga", contestaba con acritud.

Conversaciones privadas aireadas

"Su padre aguantaba a Makoke porque todas las cosas estaban a nombre de ella. Y que se parecen un huevo a una castaña: que a Makoke le gusta nada y a su padre la música y la lectura. ¿A que eso me lo has contado? Si es que se veía venir que no congeniaban", decía Alba, revelando contenidos de conversaciones privadas que habían mantenido las dos en Honduras.

Alba le ha querido devolver a Laura el 'zasca' de los bolsos, mandándole un recadito: "Pues a ver quién te los compra a ti". Pero la hija de Kiko ha tenido la última palabra a través de un mensaje a Isabel Rábago: "Me compro los bolsos en la tienda". Carrillo no ha podido más con la situación tan desagradable que estaba viviendo con una persona que consideraba importante para ella y, después de un descanso publicitario, ha acabado abandonado el plató entre lágrimas.