EXCLUSIVA Jorge Javier Vázquez acaba 'acorralado' por los consejos de su madre para tener novio

En la entrevista que María Morales hace a su hijo, Jorge Javier Vázquez, en las páginas de Lecturas, deja claro cuál es su mayor preocupación en su vida: que acabe con un buen novio. Por eso, no ha dudado en darle unos consejos...

Redacción

Lecturas.com

Jorge Javier con su madre

Si hay algo en lo que es especialista Jorge Javier Vázquez es en entrevistas, y a lo largo de su dilatada vida profesional se ha encontrado con auténticos 'huesos' de los que ha sabido extraer titulares que son oro. Sin embargo, poco se imaginaba él que con el cara a cara que más le iba a hacer sudar era el que ha protagonizado con su madre en las páginas de Lecturas. María Morales traía los deberes hechos y se ha convertido en la entrevistadora más incisiva con la que se ha enfrentado su hijo. Sin duda se debían esta intensa y lúcida charla, que se ha acabado convirtiendo en una auténtica terapia familiar, esa que tanto intenta esquivar la madre de nuestros querido bloguero. María Morales va directa a lo importante y en sus primeras preguntas ya deja que nos asomemos a lo que más le preocupa de su hijo: su estado sentimental, sobre el que se toma la licencia de aconsejarle a la hora de ligar y encontrar novio.

Artículo recomendado

EXCLUSIVA La angustia de María Morales y las hermanas de Jorge Javier cuando sufrió el ictus

Jorge Javier madre Lecturas

"Jorge, ¿tienes novio?", María Morales quiere ver a su hijo feliz, y para ella ese estado de plenitud pasa por un equilibrio sentimental junto a otra persona. Ante la negativa a su pregunta, María se 'revuelve' con un sentido del humor que comparte con su hijo: "Pues mal hecho porque tú ya sabes que yo lo quiero conocer". No hay tema que no acabe en un duelo entre madre e hijo. Se conocen y saben por dónde llevar la conversación para darle 'chispa'. "Me hace gracia que estés diciendo continuamente que quieres que tenga novio cuando tú vas sola a todas partes, vives sola, dices que no necesitas a nadie...", le responde el presentador.

María se 'escapa' con gracia del órdago lanzado por su hijo: "Pero yo ya tengo la vida hecha. Tú no". "Y yo estaba muy enamorada de tu padre. No me puedo enamorar de otro", zanja por su parte. En este momento, aflora la cuestión central de sus preguntas: "Eres feliz, Jorge, pero me gustaría que tuvieras una pareja. Me quedaría más tranquila". Y, seguidamente, le hace ver que su punto de partida no le satisface: "Luego te pones a enumerar en el blog de Lecturas 20 cosas que no quieres en un hombre...". La entrevista se convierte en una danza, cuando María cree llevar las riendas, Jorge la sorprende con una pregunta comprometedora: "¿Crees que tendría que bajar el listón?". Pero en su diccionario no figura la palabra 'comprometedora' y contesta con una sinceridad desarmante: "Hombre, por supuesto. Pues claro que has de bajar el listón, porque tú quieres eso para él, pero a lo mejor él quiere otra cosa para ti". Ay, la confianza...

Artículo recomendado

EXCLUSIVA Jorge Javier responde a la espina clavada de su madre: "¿Por qué nunca me dijiste que eras gay?"

Jorge Javier y su madre

Jorge es consciente de que ha conseguido darle la vuelta al cuestionario de su madre, que no duda en afirmar entre exclamaciones "¡Claro que eres buen partido! Y buena persona, un trabajador nato... Lo tienes todo". El presentador acaba extrayendo de Mari sus 'reglas de oro' que considera que su hijo debe seguir porque, según ella, "pides tantas cosas a un novio...". Jorge escucha a su madre decirle que le sorprende que 'pida' que su novio tiene que ser "jovencito". "Jovencito no, de 30", le aclara él. "Pero es que tú tienes 51. Son 20 años. Vaya, que los de 50 no están mal, eh, Jorge", le suelta divertida.

El presentador disfruta con la disertación de su madre, se encuentra cómodo, sobre todo, al ver que tiene salidas para todo. Al final, deja una perla sobre el amor: "Hay muchos que se casan sin estar enamorados y luego, con el tiempo, siguen juntos. Los novios no saben lo que va a pasar, van conviviendo y...". "¿Me estás diciendo que tengo que estar con alguien del que no esté enamorado?", intenta ponerla en un último aprieto, pero sin éxito. "Hombre, tanto, tanto, no. Digo que hay gente que a lo mejor no está “tan” enamorada al casarse pero que luego, con el tiempo, acaban enamoradísimos". Mari tiene respuesta para todo.

Loading...