Tras unos meses sin aparecer, al igual que su marido, Cayetano Rivera, Eva González se ha dejado ver a la salida de una notaría. Visiblemente tranquila y sin perder la sonrisa, la presentadora ha saludado a los periodistas que la esperaban en la puerta pero se ha montado rápidamente en su coche. "No os preocupéis", ha dicho la presentadora, que cuando le han preguntado por dónde está su marido ha respondido con un escueto: "pues en casa...".

Artículo relacionado

No se veía a Eva González desde su escapada fugaz a París para disfrutar del concierto de su gran amiga, Vanesa Martín. Sin duda, un plan perfecto que le vino de perlas para olvidarse un poco de la presión mediática en la que se ha visto involucrada en las últimas semanas y que generado muchas especulaciones sobre su vida familiar.

Eva González no ha perdido la sonrisa en ningún momento, a pesar de la tormenta, y ha intentado mantenerse lo más discreta posible a pesar de la polémica una vez que Cayetano Rivera comunicara que iba a tomar las medidas legales oportunas tras "el profundo daño" que se le ha hecho a su familia.

Haciendo oídos sordos, la modelo sigue la misma línea y prefiere mantener silencio y esperar a que todo pase. Así, no ha tenido problemas en salir de casa e intentar hacer vida normal haciendo sus gestiones, primero ir a la notaría y luego directa a la sucursal de su banco.