Si de algo está orgullosa Irene Rosales es de su familia. Aunque lamentablemente la falta de su madre sigue presente en sus corazones, la mujer de Kiko Rivera no pierde la ocasión de ensalzar a los que están a su lado sin pedir nada a cambio. Este jueves, 24 de septiembre, es muy especial para ella y es que cumple años su sobrina, hija de su hermana Vanesa, a quien define como una hija.

Artículo relacionado

"Feliz cumpleaños mi vida. Sabes perfectamente todo lo que te amo, tanto que para mi eres como mi hija", así empieza un emotivo mensaje en el que ha reflejado el amor incondicional que siente por la pequeña de 10 años. "Eres mi compañera de viaje y lo serás siempre", seguía. En esta breve carta no ha faltado el recuerdo a su madre, Teresa, fallecida el pasado mes de febrero a consecuencia del cáncer: "Quizás no sea tu mejor cumpleaños, pues nos falta nuestro pilar fundamental “la abuelita tere” pero ella nos cuidará siempre".

A esta bonita felicitación le ha acompañado una galería de imágenes de todos los momentos que han vivido juntas a lo largo de esta década, momentos tan especiales como el día de su boda con Kiko Rivera en la que la pequeña actuó como parte del cortejo nupcial.

Irene Rosales collage

A sus 29 años, Irene ha puesto punto y final a la maternidad, al menos por el momento. Muy feliz con Ana y Carlota, de dos y cinco años, la colaboradora de televisión está volcada en su trabajo, en su padre y en disfrutar de los pequeños detalles de la vida. Sin buscar una vida ostentosa, lo único que pretende la mujer de Kiko Rivera en conseguir esa calma y estabilidad de la que siempre ha soñado.