Cuando Paz Padilla se mudó a su actual casa, tenía clarísimo que deseaba tener un enorme vestidor que, el día de mañana, compartiría con su única hija, Anna Ferrer. Después de haber mostrado la espectacular vivienda a Bertín Osborne, ahora, a través de las redes, sabemos cómo es un detalle de este vestidor, en concreto, la parte dedicada a los zapatos.

Sabemos que las Padilla comparten ropa. La presentadora ha adelgazado mucho en los últimos años y ahora se pone las prendas que su hija compra o le regalan, que, al ser influencer, recibe numerosos obsequios de marcas de moda. De hecho, cada vez que llega un paquetito para la joven, la madre se pone contentísima pues sabe que ella también le podrá sacar partido.

Artículo relacionado

Lo que no pueden compartir, y le provoca una pena tremenda a Paz, son los zapatos. Madre e hija tienen números distintos, por lo que tienen que tener cada una los suyos y esto se traduce en más pares por casa y, por tanto, también necesitan más espacio.

Paz ha dedicado una pared larguísima de su vestidor a colocar baldas y estantes blancos, en los que ha colocado su enorme colección de zapatos y también de zapatillas. No nos extraña, con la cantidad de deporte que realiza este tipo de calzado es fundamental en su día a día. También, en la parte de la madre, zapatos más clásicos, botines en colores básicos o salones para todas las ocasiones; mientras que el espacio que tiene la hija está repleto de plataformas, botas grunge o playeras cómodas. Para todos los gustos y para todos los colores, ¡menuda selección de calzado tienen!