Anna Ferrer, hija de Paz Padilla, ha sido la última famosa en unirse al movimiento 'braless', tal como ya han hecho Cara Delevingne, Kendall Jenner, Gigi Hadid o Miley Cyrus. Con un mensaje muy reivindicativo y honesto, la joven 'influencer' ha confesado que ha dejado de usar sujetador. Un gesto que podría pasar por insustancial, pero que, para su sorpresa, le ha aportado más beneficios además del evidente empoderamiento y del efecto estético. "Hoy me apetecía contaros que llevo muchos meses sin usar sujetador. ¿Y sabéis qué? Me siento muchíiiiiiisimo mejor", ha escrito desde su Instagram.

La hija de la presentadora de 'Sálvame' no ha llevado al extremo su decisión y no ha optado por quemar sus sostenes, solo guardarlos en el cajón. "Es verdad que sigo usándolo a veces, pero muy, muy pocas", revela.

Artículo relacionado

Anna también ha confesado que ha sido una auténtica liberación deshacerse de esta prenda que desde la década de 1970 ha sido el símbolo de la opresión contra las mujeres. "Más allá de estar mil veces más cómoda, me hace sentir libre y feliz" y continúa enumerando los efectos beneficiosos de haber descartado esta prenda de su atuendo habitual: "Me ha hecho estar mucho más a gusto con mi cuerpo, mil veces más segura".

La 'influencer' ha querido abrir el debate a través de su propia experiencia, y ha animado a otras mujeres a que se planteen probar a dejar de usarlo y que analicen qué repercusión acaba teniendo en su vida. "¡Todo es probar!", concluye.