Ganan grandes cantidades de dinero, por lo que no es extraño que no tengan ningún problema a la hora de hacer regalos de lo más generosos. Con sus altos caches de televisión, los colaboradores de ‘Sálvame’ se han mostrado muy sinceros este pasado miércoles 29 de julio al repasar cuáles eran los obsequios en los que más se habían gastado. Unas cantidades que en algunos casos no le dolieron nada, ya que iban destinados a personas muy cercanas, pero que en otros, supusieron una auténtica pérdida de dinero de la que todavía se están arrepintiendo.

Artículo relacionado

La primera en reconocer cuál es el regalo más caro que ha hecho ha sido Lydia Lozano. La colaboradora de ‘Sálvame’ ha sido muy sincera y ha reconocido que el destinatario fue su marido, Charly. “Le regalé un coche a Charly. Fue la época… y con todo lo que le hice sufrir le regalé un coche”, ha confesado la periodista.

Colaboradores de 'Sálvame'

Tras ella, Chelo García-Cortés también ha coincidido con su compañera al reconocer que su regalo más caro también fue para su pareja, Marta. “Un viaje a Bali a Marta”, ha confirmado. Al igual que ella, Anabel Pantoja también decidió obsequiar a otra persona, de la que ni siquiera ha dicho su nombre, con un viaje. “Un viaje a México o a Nueva York. No fue al Negro, fue a otro. Me gasté más de 40.000 euros. Me arrepiento de habérmelo gastado”, ha asegurado la sobrina de Isabel Pantoja.

Por último, Rafa Mora ha querido contar cuál es el regalo más caro que ha hecho, del que no se podría sentir más orgulloso. “Le regalé a mi familia un apartamento en Benicassim. Es el regalo del que más orgulloso estoy. Mi familia y mi sobrino lo están disfrutando”, ha asegurado muy contento de su decisión.

Artículo relacionado

A pesar de las confesiones de sus compañeros, Kiko Hernández ha reconocido que él no había hecho ningún regalo carísimo y Belén Esteban, en cambio, ha optado por guardárselo para sí. “Yo he sido muy espléndida, pero no quiero decirlo”, ha sentenciado.