Las informaciones procedentes desde Tailandia llegan con cuentagotas tanto a la prensa como a la propia familia de Daniel Sancho (29 años). Así lo confirmaba la portavoz de los Sancho, Carmen Balfagón, en una de sus últimas apariciones. Ni siquiera los informes que la policía tailandesa airea ante los medios locales luego llegan con la misma celeridad a la defensa del hijo de Rodolfo Sancho. El acusado por el crimen de Edwin Arrieta permanece en prisión provisional a la espera de juicio. Meses por delante en los que la fiscalía y la policía tailandesa ya han pedido la pena de muerte. 

Mientras tanto, junto a Daniel Sancho se encuentra su madre, Silvia Bronchalo. La expareja de Rodolfo Sancho dejaba todo para instalarse en Tailandia. Desde entonces, ha podido acudir a la cárcel en diversas ocasiones, primero acompañada del personal de la embajada española y ya más tarde en solitario. Bronchalo puede visitar a su hijo a diario excepto durante los fines de semana. Unos cara a cara, a través de un cristal, donde madre e hijo se sinceran. Por el momento, la presencia de Silvia Bronchalo en la isla es la única que va a tener el chef.

La portavo de la familia explicaba hace unos días que el artista pondría rumbo a Koh Samui en cuanto realizase ciertas gestiones y asuntos pendientes en España -como reunirse con sus abogados o reajustar su agenda profesional. De hecho, según 'Así es la vida' este domingo 3 de septiembre será cuando aterrice en Tailandia. Sin embargo, sus primeros pasos en Tailandia no pasan por desplazarse a la isla donde se encuentra su hijo para visitarlo en la cárcel, sino que alargará un par de días su estancia en la capital, Bangkok, para realizar varios trámites. 

Artículo recomendado

Xenia Tostado, pareja de Rodolfo Sancho, blindada y 'desaparecida' desde el estallido del caso de Daniel Sancho

Xenia Tostado

La promesa de la portavoz de Rodolfo Sancho 

"Estamos pidiendo que se baje la presión mediática en la cárcel que lo que hace es entorpecer el día a día de la cárcel, de otras familias…”, expresó Carmen Balfagón sobre la situación que se vive en Koh Samui donde la prensa se agolpa en las puertas. "Yo os tengo que respetar pero hemos pedido que se bajara la presión”, asegura. “Así me lo ha pedido Rodolfo”, continuó diciendo. Además, hizo especial hincapié en la problemática que puede causar el hecho de que no se baje dicha presión, puesto que lo llevan diciendo desde el primer día y es que a policía tailandesa se encuentra al tanto de todo lo que se comenta en España sobre el caso. "Si el problema es que hace falta esa foto de Rodolfo llegando a la prisión, me comprometo a avisaros el día que va si con eso mitigamos la presión mediática”, añadió. 

Tampoco se sabe si Sancho y Bronchalo coincidirán en Tailandia o no. Contando que la estancia de Daniel Sancho en prisión va a ser extensa -ya solo en prisión preventiva puede estar un máximo de 84 días-, la idea de la familia sería turnarse. Aprovechar al máximo el tiempo para poder acompañar al hijo del actor en este duro trance. Por el momento, los portavoces de la familia no se han manifestado en este sentido. Tan solo han asegurado que la visita de Rodolfo Sancho todavía no tiene una fecha exacta. Sí han contado en 'El programa del verano' que Silvia Bronchalo habría tomado la decisión de alargar un poco su estancia en Koh Samui.

Para salvaguardar la privacidad del actor, es lógico que no se comunique su traslado. Así ocurrió también con Silvia Bronchalo. Aunque en un primer momento se aseguró que ambos ya estaban en Tailandia, finalmente no fue así. Bronchalo aprovechó el final del período de aislamiento de su hijo para viajar hasta la isla y poder verle en el primer día en el que ya podía recibir visitas. Un gesto que, como madre, ya necesitaba.

Artículo recomendado

Xenia Tostado celebra su cumpleaños más amargo marcado por el crimen de Daniel Sancho

Xenia tostado

Los últimos datos sobre el asesinato de Edwin Arrieta

Poco a poco empiezan a perfilarse los detalles de cómo ocurrió el asesinato de Edwin Arrieta. La policía tailandesa se encuentra todavía recabando pruebas y esperando resultados de las ya realizadas. También buscando nuevos testimonios que puedan terminar de armar un caso que, eso sí, ya consideran cerrado. Arrieta no murió de un golpe ni de una puñalada, como la propia policía tailandesa afirmó en rueda de prensa. La autopsia ha evidenciado que el cirujano murió degollado. Sí es cierto que hay evidencias de una pelea y que Arrieta se dio un fuerte golpe pero no murió en el acto.

Ahora, una vez cerrado el caso por la policía tailandesa, es la fiscalía la que se encarga de terminar la instrucción. Según explicaba el portavoz en España de la familia de Edwin Arrieta, en Tailandia no existe la figura de la acusación particular, de forma que es la fiscalía quien ejerce únicamente en la causa. Así, la familia del cirujano se encuentra en permanente contacto con la fiscalía para transmitir los datos y pruebas que necesite.