El parto de Violeta Mangriñán es inminente. Tal y como ha dejado claro en multitud de ocasiones, sale de cuentas el próximo domingo 31 de julio... Pero cabe la posibilidad que Gala llegue al mundo antes de lo previsto ya que la influencer ya ha expulsado el tapón mucoso que protege al bebé de bacterias. La novia de Fabio Colloricchio se encuentra muy nerviosa ya que el gran día está a punto de llegar y ha extremado precauciones tras las recomendaciones de los especialistas.

Artículo recomendado

Un bolso verde de lujo, el último (y carísimo) capricho de Violeta Mangriñán antes de dar a luz

Un bolso verde de lujo, el último (y carísimo) capricho de Violeta Mangriñán antes de dar a luz

El pasado domingo, Violeta Mangriñán disfrutó de una refrescante tarde de piscina junto a Fabio Colloricchio y amigos muy cercanos y ha contado en redes sociales la razón por la que no pudo bañarse.

"Aquí una pringadilla que no ha podido bañarse, solo los pies. Esta mañana, al ir al baño, he soltado el tapón mucoso, algo un poco asquerosillo la verdad. Mi ginecóloga me ha dicho que nada de bañarse en piscinas, solo ducha y manguera... Y así hasta septiembre", ha escrito Violeta Mangriñán a través de sus 'stories' de Instagram generando, una vez más, una polémica que ya ha decidido zanjar.

violeta mangriñán

Violeta Mangriñán ha expulsado el tapón mucoso.

Instagram @violeta

Artículo recomendado

Violeta Mangriñán, ya en la semana 39 de embarazo, nos muestra la canastilla de Gala

Violeta Mangriñán, ya en la semana 39 de embarazo, nos muestra la canastilla de Gala

Desde que una mujer embarazada expulsa el tapón mucoso hasta que nace el bebé, pueden pasar días, dependiendo de cada caso. Se puede llevar una vida normal pero Violeta Mangriñán ha optado por seguir los consejos de su ginecóloga y su matrona, las dos personas en las que más confía: "Dije que después de expulsar el tapón mucoso, mi matrona me había aconsejado no bañarme en piscinas, públicas o comunitarias, por precaución. Tampoco me lo prohibió. Yo soy libre de hacer lo que quiera pero confío a ciegas en los profesionales que me acompañan durante este proceso. También me han aconsejado no bañarme ni estar en remojo después de dar a luz durante unas semanas", ha seguido contando con el objetivo de poner fin al revuelo que habían causado sus palabras.

"Podría haberme dado un chapuzón pero preferí no mojarme en la ducha y poner solo los pies en remojo. Yo hago caso a mis médicos, cada uno es libre de hacer lo que quiera y dejarse asesorar por quien quiera. En estos casos, yo prefiero prevenir que curar. No coacciono la libertad de nadie, siempre hablo de mí y de mis experiencias. Vive y deja vivir", ha concluido confiando al 100% en el equipo de profesionales del que se ha rodeado durante los últimos nueve meses.

violeta mangriñán

Violeta Mangriñán protagoniza una nueva polémica y ponen las cosas claras en redes sociales.

Instagram @violeta