La familia González-Turruella vivió ayer uno de los días más especiales para todos ellos. El menor de los hijos del fallecido Dámaso González, que se llama como él, contrajo matrimonio con la sevillana Miriam Lanza, en una ceremonia celebrada en la catedral de San Juan de Albacete. La pareja se dio el 'sí, quiero' ante unos 200 invitados, entre familiares y amigos, que quisieron acompañarlos en el día más feliz de sus vidas.

Allí estuvieron, cómo no, las tres hermanas del novio, Elena, acompañada del último triunfador de San Isidro, el torero Paco Ureña, Sonia, junto a su marido, el cantante Juan Peña, y Marta, la única que llegó sin pareja después de que hace unos meses rompiera su relación con el actor Antonio Velázquez. Otro de los protagonistas de la boda fue el pequeño Tristán, hijo de Juan Peña y Sonia González, encargado de llevar los anillos de los novios.

Artículo relacionado

Feli Turruella, madre de Dámaso, vistió, al igual que sus hijas, un diseño de Laura Monge. Feli fue la perfecta madrina y su rostro no podía ocultar su felicidad al acompañar al altar a su único hijo varón.

Otros invitados al enlace fueron José Ortega Cano, acompañado de su mujer, Ana María Aldón. El matrimonio volvió a manifestar su deseo de ser padres de nuevo. "Estamos muy animados", dijo Ana María, aunque José fue algo más cauteloso: "Que sea lo que Dios quiera" y, eso sí, reconoció que le daba igual tener un niño o una niña.

Curro Vázquez, apoderado de Fran y Cayetano Rivera, estuvo acompañado de su mujer, Pati Dominguín, prima hermana de Carmen y Belén Ordóñez y de Miguel Bosé.

La catedral de San Juan de Albacete es un lugar muy especial para la familia González-Turruella. Allí se casó Dámaso González y Feli Turruella, allí bautizaron e hicieron la comunión sus cuatro hijos y, sobre todo, allí se celebró el multitudinario funeral que despidió a Dámaso González, en agosto de 2017, tras su fallecimiento.