La desaparición de Blanca Fernández Ochoa ha tomado un nuevo cariz esta tarde después de que la policía diera con su coche tras pedir la colaboración ciudadana para encontrarla el sábado por la noche. Su vehículo apareció en Cercedilla esta misma mañana y desde entonces, los efectivos la buscan por esa zona. Su cuñado, que se encuentra ya en al zona junto a otros familiares, ha querido tener unas palabras para la prensa que se encuentra allí congregada.

Artículo relacionado

La hipótesis que se baraja en estos momentos es que Blanca haya sufrido algún tipo de accidente mientras realizaba alguna actividad de senderismo en una zona que conoce bien. La deportista, que solía salir mucho por esta parte de la sierra madrileña, no se llevó el móvil, algo que era bastante habitual en ella por lo que de haber sufrido algún accidente no habría podido ponerse en contacto con nadie para pedir ayuda.

Esto es lo que ha relatado el cuñado de Blanca a los medios y ha afirmado que están seguros de que se encuentra por la zona en la que ha sido hallado su Mercedes Clase A. También ha revelado que los cierres del coche estaban echados y que han encontrado unas chanclas en el interior y se piensa que la deportista se cambió allí el calzado por unas zapatillas o unas botas para caminar por el monte.

Aunque la zona no presenta grandes dificultades, se piensa que Blanca puede estar en los Siete Picos, que sí que tiene un nivel un poco mayor. A estas horas se está realizando una batida por la zona para tratar de dar con ella lo antes posible y a las 17h de la tarde la policía ha dado una rueda de prensa para informar sobre las novedades del caso. Han dado detalles sobre el operativo de búsqueda mientras que confirman que la hipótesis que se baraja en estos momentos es una desaparición voluntaria ya que no se han hallado indicios de violencia en la zona en la que el propio hermano de la deportista encontró el coche.