Lo que fue una caída un poco tonta se está complicando de mala manera. Chelo García-Cortés va a tener que pasar por el quirófano la próxima semana a causa de la enorme herida que se hizo en la pierna cuando, tras regresar de 'Supervivientes', volvió al plató de su programa, 'Sálvame', y tropezó con el marco de una de las grandes puertas que da a los estudios.

Chelo se dejó allí media pierna. Los servicios médicos de Mediaset la atendieron de emergencia, pero tuvo que ser evacuada al hospital donde le dieron, atención, 28 puntos de sutura en su pierna izquierda. La herida era tan grande y profunda que, dijeron, se le veía hasta el hueso. Desde entonces se desplaza con muletas o en silla de ruedas, pero la lesión no le había impedido cumplir con sus compromisos de trabajo.

Artículo relacionado

Ahora la periodista ha compartido una imagen de ella en el aeropuerto, con la pierna averiada apoyada sobre la maleta. Las noticias, además, no son buenas. Chelo ha tenido que cogerse una baja laboral porque la semana que viene la tendrán que operar. "A veces las esperas se hacen eternas!!! De vuelta a casa y con días de baja... la herida se ha complicado un poquito y me tengo que operar la semana que viene #baja#operacion#", escribió Chelo.

Es curioso que Chelo, que ha pasado casi tres meses en Honduras sufriendo penurias, sin las necesidades más básicas, durmiendo a la interperie y mal alimentada, haya podido sobrevivir y volver 'entera', pero al llegar a Madrid y de la manera más tonta, se ha lesionado y ha acabado con problemas de movilidad. Esperamos que la intervención sea satisfactoria, que Chelo pueda volver a caminar con normalidad y que muy pronto esté dando guerra en los platós de televisión. ¡Ánimos!