Por fin una buena noticia para Cayetano Martínez de Irujo. El hijo de la duquesa de Alba ha pasado unos meses muy difíciles. La publicación de su autobiografía le ha traído muchas críticas y conflictos con sus hermanos. En cuanto a la salud tampoco ha estado en su mejor momento. Hace unas semanas estuvo ingresado y tuvo que someterse a una operación intestinal. En una entrevista concedida hace unos días en el programa Arusitys Prime confesaba que ahora ha aprendido a gestionar todos estos momentos de una forma más calmada, pero que lo ha pasado bastante mal. Además hace unos días aseguraba que no podía competir con su caballo porque tenía las costillas rotas.

Artículo relacionado

Pero su pasión está por delante de sus fuertes dolores y Cayetano ha hecho un gran esfuerzo para volver a subirse a su caballo y regresar a la competición. El jinete ha participado en la Madrid Horse Week, uno de los eventos hípicos más sonados de nuestro país. Durante sus saltos se ha visto al hermano de Eugenia Martínez de Irujo hacer gestos de dolor e incomodidad. Una clara muestra de que su problema en las costillas no le ha dejado montar a caballo tan cómodo como le hubiera gustado, pero al menos no han sido un impedimento.

Cayetano y Bárbara

En este momento tan importante para él ha contado con el apoyo de alguien muy especial. Su novia Bárbara Mirjan ha estado a su lado para animarle en este instante inolvidable. Cayetano Martínez de Irujo no solo ha competido, también ha disfrutado de uno de sus deportes preferidos. El hijo de la duquesa de Alba y su novia han visto a los compañeros de Cayetano competir. Se han mostrado de lo más cómplices y cariñosos, demostrando que en su relación el hermano de la duquesa de Montoro también tiene motivos para sonreír.