Cayetano Martínez de Irujo ha presentado 'De Cayetana a Cayetano', sus polémicas memorias en las que relata su dura infancia en el Palacio de Liria, la relación con su madre, la duquesa de Alba, eldistanciamiento con sus hermanos y como su gran dolor emocional le llevó al consumo de cocaína. “Un dolor emocional tan profundo no se cura nunca, sobre todo cuando me anunciaron la muerte de mi padre. Todo lo que me ha sucedido en la vida es porque he tenido cero base emocional. Desde los 6 hasta los 17 no se me escuchaba, no tuve ninguna vía. He estado toda mi vida sobre barro líquido”, ha comenzado explicando.

Artículo relacionado

El conde de Salvatierra ha estado arropado en todo momento, tanto por sus hijos Luis y Amina, como por su actual pareja, Bárbara Mirjan: “Yo creo que Luis no se lo ha leído todavía, es como yo, le cuesta leer. Amina sí y le han impactado muchas de las cosas que he contado. Ella no sabía la infancia tan dura que he vivido y me ha dicho ‘papá ahora valoro más todo lo que nos das”, ha confesado.

“Yo me he volcado con mis hijos, mi carencia ha sido muy, muy grande. Yo quedé en paz con mi madre, pero la duquesa de Alba no era perfecta. Ella fue hija única y lo hizo lo mejor que pudo y lo mejor que creyó”, ha revelado sin poder evitar emocionarse.

cayetano lagrimas

El pasado mes de septiembre, Cayetano fue operado de urgencia debido a una serie de problemas intestinales y sus hermanos no fueron a visitarle ni le mandaron un mensaje de apoyo. Este hecho ha provocado un distanciamiento notable entre ellos: “El tema de mis hermanos, sinceramente, es un tema del que no quiero hablar, prefiero pasar la página. No me duele hablar de ellos, pero después de estar 10 días en un hospital y no recibir ni un mensaje… Cuando se anteponen cien sentimientos como por ejemplo, odio, celos, discrepancias, antes que la humanidad, apaga y vámonos... Yo borro todo eso, yo soy así. Fernando es el único hermano que está conmigo, quiero estar con la gente que me quiere”.

También ha querido mandar un mensaje cariñoso a las mujeres de su vida. Ambas han estado a su lado en todo momento: “Bárbara es un gran apoyo para mí y con respecto a Genoveva Casanova... Fue mi mujer y yo la cuido como a nada, está por encima de todo, es la madre de mis hijos y yo la adoro”, ha relatado.