Tras publicar su libro ‘De Cayetano a Cayetana’, Cayetano Martínez de Irujo se ha sentado por primera vez en un plató de televisión para contar algunos de los momentos más duros de su vida. Y lo ha hecho en 'Arusitys Prime', de la mano de Alfonso Arús, que ha saltado a Antena 3 tras el gran éxito cosechado en ‘Aruser@s’ en las mañanas de laSexta.

Artículo relacionado

Fue este verano cuando el hijo de la duquesa de Alba acudió al programa ‘Lazos de sangre’, de La 1, donde salieron a la luz sus problemas de adicciones y el maltrato que vivió durante su infancia por parte de sus cuidadoras y de los que su madre no tenía ni idea. No fue hasta los 30 años cuando se tuvo el valor de contarle toda la verdad a su madre. “No le conté nada a mi madre porque no me atrevía. Hasta que no tenía los ojos bien, la nani no me dejaba bajar”, ha contado.

Cayetano Martínez de Irujo

“Tenía ese complejo de culpa y siempre preguntaba si lo había hecho bien”, ha contado sobre algunos de los traumas de la infancia. De aquella época acabó con secuelas que le han marcado durante el resto de su vida. “Yo no sabía querer. Ni sabía ni podía”, reconoció.

En estos últimos años, ha sentido el espaldarazo de algunos hermanos y más después de la publicación del libro, a los que ha mandado un mensaje en el programa de Alfonso Arús, Arusitys Prime. “Llevo toda mi vida callado. Dejadme ser yo”.

Solo digo la verdad, no debe ofender, así que no lo entiendo. Que no hayan mandado un mensaje [cuando estuvo en el hospital] ha supuesto un antes y un después”, añadió sobre la relación con sus hermanos, a los que les da la espalda. “No voy a hablar mal de ellos, pero si no hubiera sido por mi gestión y las donaciones en vida la Casa de Alba estaría en la ruina”, apostilló.