El libro autobiográfico de Cayetano Martínez de Irujo ha caído como un jarro de agua fría en la Casa de Alba. Y eso se reflejó a pocas horas de su salida al mercado, cuando el hijo menor de Cayetana de Alba tuvo que ser operado de urgencia de una oclusión intestinal. Ninguno de sus hermanos, salvo Fernando, fue a verlo al hospital. "Es una falta de humanidad de primer nivel. Por supuesto que me dolió. Solo vino Fernando, que estuvo conmigo todos los días".

Cayetano Martínez de Irujo fue entrevistado por Iñaki López en 'La Sexta Noche" y no rehuyó ninguna de las preguntas que se le formularon, ni de su familia, ni de Jesús Aguirre ni de la actualidad, como la exhumación de los restos de Franco, la inmigración o las próximas elecciones generales.

Artículo relacionado

De Jesús Aguirre recordó que lo llamaba a su despacho, "que era el despacho de mi padre y me decía 'mientras no seas mayor de edad, vivirás bajo nuestras normas'. Yo me lo apuntaba todo en una libreta, con días y horas, y cuando cumplí los 18 años, me llamó a su despacho y le dije: 'Hasta aquí he llegado, no me vuelvas a insultar ni a hablar nunca más. Ni a mí, ni de mi padre como me has hablado, porque te arranco la cabeza'. Y a partir de ahí, quizá se asustó, pero su trato cambió conmigo".

Cayetano

Para Cayetano ha sido muy doloroso que sus hermanos lo hayan apartado de sus vidas. "Creo que en el libro hablo bien de mis hermanos, lo que hago es un relato de la verdad y en eso alguno de ellos se ve implicado. Hablo sobretodo de los últimos cinco años y nadie se ha ofendido salvo ellos".

Sobre el tema de las drogas, recordó que se dejó dos millones de las antiguas pesetas en la Cienciología y desmintió el nombre de la modelo que, según relata en el libro, le habría llevado al lado oscuro. "No es el nombre que se ha dado, para nada", dejando libre de toda sospecha a Mar Flores, con quien el duque de Arjona mantuvo una relación sentimental.

Cayetano recordó que él tuvo una familia siria viviendo en su casa. "Me hacen gracia los actores que hablan de inmigración. Tráete una familia a tu casa, no lo impongas al Gobierno porque es un tema muy delicado. Hay que tener humanidad, pero no puede venir todo el mundo a Europa porque aquí se vive muy bien y nos van a destrozar la sociedad porque no cabemos y nos quitan oportunidades", afirmó.